La D.O.P Torta del Casar certificó 297.536 kilos y facturó más de 4 millones de euros

0
23

    Según el Presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Torta del Casar, Ángel Juan Pacheco, “se arrastran varias campañas malas para las ganaderías, lo que ha llevado a esta disminución de la cabaña por la imposibilidad de mantener unos resultados que hagan mínimamente rentable la explotación lechera en su conjunto, debido al aumento de costes y a los bajos precios de cordero y de leche”. 

     A lo que añade que, en este sentido, “es de destacar que la cooperativización de casi el 70 por ciento de la producción láctea durante 2013 nos hace tener esperanzas en que se podrá, a medio plazo, garantizar la viabilidad de las explotaciones asegurando la producción de leche”.

Aumenta la proporción de queso certificado en relación al total elaborado

   El número total de kilogramos elaborados y comercializados de Torta del Casar  ha disminuido en términos absolutos aunque la relación entre estas dos variables respecto a otros años es más positiva ya que se ha incrementado en 16,4 puntos en el período 2010 – 2013. Para el director de la D.O.P. Torta del Casar, Javier Muñoz, “la lucha por mejorar la calidad de la leche y del proceso de elaboración del queso gracias a la profesionalización de los operadores, así como las mayores exigencias de verificación que se han instaurado en el Consejo Regulador después de haber conseguido la acreditación por parte de ENAC, han hecho posible la salida al mercado de un producto muy homogéneo y de gran calidad”.

   Sin embargo el mayor problema que se ha tenido en este año 2013 ha sido la demanda  de Torta del Casar en la campaña de Navidad, “que ha sido tal que no ha podido ser atendida por la falta de producción de leche durante todo el año, y en particular en el período julio-octubre, lo que no ha permitido elaborar más queso con destino a certificación, perdiéndose parte del mercado”, explica Muñoz.

Aumenta el consumo en varias CCAA

    En cuanto a la distribución de las ventas de Torta del Casar, la proporción comercializada en el territorio nacional sigue siendo mayoritaria, con más de un 93 por ciento frente a poco más del 6 por ciento de ventas en el exterior.

El mercado nacional, con 279.279 kilos, se ha distribuido de la siguiente forma: 121.406 kilos en Extremadura (más del 43 por ciento de las ventas españolas); en la Comunidad de Madrid se vendieron 65.000 kilos (más del 22 por ciento); en Cataluña y la Comunidad Valenciana 46.055 (más de un 16 por ciento); en Andalucía 13.711 (casi un 5 por ciento); en el País Vasco y Galicia 14.453 (más de un 5 por ciento) y en el resto de España 18.654 kilos (más de un 6 por ciento).

    Según Javier Muñoz, “las oscilaciones de consumos que se dan entre comunidades autónomas dependen de las acciones comerciales de las queserías, si bien se puede indicar que este año las caídas en unas zonas se han compensado en parte con la apertura de nuevas vías de comercialización, especialmente en arco mediterráneo y cornisa cantábrica”.

    El acceso a nuevas líneas de productos selectos que algunas grandes distribuidoras ponen al alcance de sus clientes, “ha permitido el que las queserías de la DOP lleguen a puntos muy dispares de la geografía nacional, lo que incrementa el capítulo ‘resto de España’”, añade el director.

   Respecto a las exportaciones, habiéndose comercializado 18.257 kilos en mercados exteriores, el 56.1 por ciento se vendió en el área de Estados Unidos, Canadá y Latinoamérica (10.249 kilos), en Europa se vendió un 39,4 por ciento de las exportaciones (7.185 Kilos) siendo el restante 4,5 por ciento (823 Kilos) comercializados en otras zonas del mundo.

    Por formatos de Torta del Casar comercializados, continúa la tendencia de los mercados a demandar menos los formatos de mayor tamaño, manteniéndose el crecimiento del formato pequeño (de alrededor de 350 gramos), pasando de 34.627 kilos en 2012 a  48.708 kilos en 2013. “Prácticamente se han vendido el mismo número de unidades en 2013 que en 2012, lo que significa el traslado de una parte del consumo hacia formatos de Torta del Casar de menor coste por unidad, que no por kilogramo, pero que permite al consumidor mantener el queso amparado en su cesta de la compra”,  resalta Javier Muñoz.

Valoración de cara al futuro

   Según el director, “la causa del descenso de certificación este año ha sido principalmente la falta de leche en el momento más necesario, ya que, de otra forma con las ventas en la campaña de Navidad se podría haber logrado igualar o incluso superar las cifras de 2012”. También indica que la baja de queserías “no ha sido una causa específica de este descenso, ya que realmente sólo una de ellas ha dejado de certificar, y ha sido básicamente porque la acreditación por ENAC del Consejo Regulador le suponía unas exigencias que no podía asumir”.

   En este sentido el presidente añade que se tienen depositadas “muchas esperanzas en una quesería de gran capacidad que ha sido adquirida por un grupo empresarial cacereño, y que esperamos trabaje a pleno rendimiento en 2014”. “También es de destacar la ampliación que otra de las queserías certificadas está poniendo en marca en este mes de febrero que mejorará notablemente sus capacidades y el incremento de los pedidos en la campaña de Navidad nos hace ser un poco más optimistas sobre la evolución de  la demanda para este año que empezamos”, añade.

    El Presidente del Consejo Regulador fija dos objetivos básicos para 2014: “En primer lugar fomentar la producción de leche, incentivando la ampliación de la cabaña y tratando de trasladar las producciones a las épocas de mayor necesidad, con la consiguiente mejora del precio para el ganadero para obtener explotaciones rentables”.

    Y en segundo lugar, “como consecuencia del primer objetivo, hay que incrementar la producción de Torta del Casar en las épocas de mayor demanda y, a través de los sistemas de los que se ha dotado la Denominación de Origen Protegida,  continuar con la mejora de la calidad final del queso amparado”.