La D.O. Ribera del Arlanza simboliza el inicio de una “buena vendimia”

0
26

EFE.- La Denominación de Origen Ribera del Arlanza, que engloba una veintena de marcas de vino entre Burgos y Palencia, ha simbolizado hoy con la XIV Fiesta de la vendimia en Villalmanzo (Burgos) el inicio de una "buena cosecha", ha afirmado el presidente del consejo regulador, Miguel Ángel Rojo.

Siguiendo la línea de las ediciones anteriores, la fiesta de la vendimia de esta denominación se caracteriza por la búsqueda de un ambiente popular, con degustación de productos típicos de la zona y de los vinos de la Ribera del Arlanza, todo ello en torno a un acto central en el que se pregona la vendimia.

Este año la pregonera ha sido Henar Puente, segunda sumiller del Parador Nacional de La Granja-San Ildefonso, en Segovia.

Antes del acto central de la celebración, Rojo ha explicado que esta es una denominación que, debido a su elevada altitud media, vendimia tarde, aunque este año se ha adelantado unos diez días la recogida de la uva.

La semana pasada comenzó a entrar uva en algunas bodegas, sobre todo para la elaboración de rosados, aunque la vendimia se generalizará a partir de mañana, con todas las bodegas abiertas.

El presidente del consejo regulador ha precisado que la uva de este año se encuentra en buen estado sanitario y con un buen grado de maduración, por lo que ha augurado que será una cosecha "muy buena para la elaboración de vinos envejecidos".

En cuanto a cantidad, Rojo ha estimado que se superarán las 1.200 toneladas del pasado año y ha confiado en que se puedan acercar a las 1.500 toneladas, de las que hasta este momento sólo se ha recogido el 20 por ciento.

Miguel Ángel Rojo ha reconocido que la comercialización de los vinos de esta joven denominación de origen es "complicada" por la dura competencia en el mercado español, que cuenta con "muchas y muy buenas denominaciones de origen".

Sin embargo, ha señalado que los vinos de la Ribera del Arlanza tienen una presencia "muy razonable" en el centro de España, la zona del levante, Cataluña, Cantabria y Asturias, aunque no tanto como desearían en la propia provincia de Burgos, donde la competencia de los vinos de La Rioja y la Ribera del Duero es muy intensa.

En cuanto a los mercados internacionales, ha considerado que están llamados a ser el futuro de esta denominación porque están en pleno crecimiento, aunque en este momento sólo se destinan a la exportación el 15 por ciento de los vinos Ribera del Arlanza.

Los vinos de esta denominación se están comercializando, aunque con una presencia desigual, en destinos próximos, como Alemania o Irlanda, pero también en otros más alejados, como Estados Unidos, Brasil, China o Japón.