La debilidad económica europea y la “desbandada” rusa pasa factura al vino español

0
9

   Pocas operaciones, así, en un mercado nacional de granel sin muchas alegrías, en el que se producen algunas caídas de precios, que podrían continuar en las próximas semanas en pequeña cuantía.

    En todo caso, y tras acumular fuertes revalorizaciones respecto al año pasado, no parece que puedan llegar "descalabros".

    En concreto, en la última semana suben los precios medios del vino de mesa tinto (+0,20% hasta 4,93 euros por hectogrado) en España y cae el blanco (-1,99% hasta 4,90 euros), según los datos que maneja el Ministerio de Agricultura.

    El blanco cotiza a 4,69 euros en Albacete; 5,31 en Badajoz; 5,21 en Ciudad Real; 4,94 en Cuenca y 4,43 en Toledo, mientras que el vino tinto lo hace a 5,43 en Albacete, 4,87 en Ciudad Real, 5,05 en Cuenca, 5,63 en Murcia, 4,59 en Toledo y 4,46 euros por hectogrado a granel (salida de bodega) en Valencia.

Unas caídas, pero con más exportación que hace un año


    Aunque los valores han caído algo, éstos son aún entre un 25 y un 46% superiores a las mismas fechas del año pasado, y algo similar ocurre en las principales potencias mediterráneas.

    Respecto al envasado español, datos positivos para el vino de Rioja, cuyas ventas sumaron 68,7 millones de litros entre enero y marzo de 2013, lo que supuso un aumento del 2,71% interanual.

    Los vinos más vendidos fueron los de sin crianza o jóvenes, con 31,5 millones de litros y un aumento del 3,48%; seguidos de los de crianza, con 25,4 millones y una caída del 2,27 %.

    La DO Cariñena arranca también 2013 con mucha fuerza y, en el primer cuatrimestre ha incrementado su comercialización en un 6,06% más de botellas que en el mismo periodo del año anterior.

Dudas sobre la próxima vendimia


    A nivel agronómico, en el campo hay dudas sobre cómo será la próxima vendimia y cuánta oferta aportará, aunque de momento la vid se desenvuelve adecuadamente en las fincas.

    En Castilla-La Mancha, mayor viñedo del mundo, los sarmientos alcanzan 20 centímetros y los racimos van tomando visibilidad, si bien faltan aún tres semanas para la floración. El viñista mira al cielo y teme los daños que puedan provocar lluvias o granizos.

    Si realizamos una mirada hacia los precios en Europa, encontramos que en Francia, por ejemplo, los vinos tintos y rosados cotizan a 5,57 euros por hectogrado de media, si bien los caldos sin indicación geográfica se sitúan en 5,06, mientras que los que sí cuentan con esta figura de calidad se pagan a 5,74 euros hectogrado.

    Los blancos franceses cotizan a 6,46 euros de media (oscilan entre los 6,72 euros de los caldos con indicación geográfica y los 5,94 euros por hectogrado del resto), según France Agrimer.

    Por su parte, en Italia, las cotizaciones ascienden a 5,93 euros por hectogrado para el vino blanco común y 5,69 para el tinto, sin apenas cambios respecto a la semana pasada aunque se han revalorizado un 27,7 y 28,9 %, respectivamente, según Ismea.

    Desde este último país, donde el mercado está muy parado también, ven con preocupación que el consumo no aumenta, la demanda se debilita "por la competencia española" y los precios se resienten.

    Los operadores que apuestan por que las cotizaciones no deben bajar mucho -y niegan próximos desplomes-, recuerdan el punto de partida: una oferta baja de vino en la Unión Europea, que en la campaña 2012-2013 se saldó con 144,5 millones de hectolitros (-11,6%), la cifra más baja registrada en este siglo, tras caer las cifras de Francia (-21%), Italia (-7%) y España (-10%),

    Por esta razón, grandes cooperativas españolas se resisten a devaluar el producto que venden, conscientes de que, pese a las dificultades de consumo, el vino puede ser competitivo en los niveles actuales, y ni siquiera la mayor oferta en el Cono Sur -en la recta final de su vendimia "austral"- debe interferir en ello.

    Argentina podría recoger 12 millones de hectolitros, Chile sobre los 9 millones y Sudáfrica, unos 10 o 10,5 millones de hl, cifras que no deberían desestabilizar las cotizaciones y mantenerlas altas.

    La vendimia en el Hemisferio Sur se ha desarrollado hasta ahora con normalidad y, mientras en las regiones centrales (de Valparaíso, Metropolitana, de O’Higgins y parte de la del Maule) hay profesionales que anticipan una producción similar o algo superior a la del año anterior, en las áreas al sur, particularmente en el secano (parte sur de la Región del Maule y en la Región del Bío Bío) habrá caída productiva, según el instituto gubernamental Odepa.

    En Australia -cuyas exportaciones crecieron un 2 % en volumen durante 2012-, pesará la ola de calor y la sequía.