La Diputación de Burgos se declara contraria al método de fractura hidráulica

0
11

EFE.- La fractura hidráulica o ‘fracking’ es un sistema por el que se inyectan a gran profundidad agua a presión y algunos elementos químicos para liberar el gas natural contenido en pequeñas bolsas en sustratos de pizarra.

El portavoz del equipo de gobierno, Borja Suárez (PP), ha explicado que la decisión se ha adoptado a partir de una encuesta que han realizado entre los ayuntamientos de la provincia, en la que el sesenta por ciento se han mostrado contrarios al uso de esta técnica y criticado la falta de información sobre sus consecuencias.

Suárez ha explicado que lo que hace la Diputación es "respaldar la postura de los ayuntamientos", por lo que si esta cambiara en el futuro tampoco habría razón para no respaldar el uso de esta técnica.

El alcalde de Medina de Pomar, José Antonio López Marañón, donde se plantea uno de los proyectos para utilizar este método, ha apuntado el problema que supondrá para los ayuntamientos tener que conceder licencia para estos proyectos, si cumplen la normativa, pese al "importante rechazo social" que provocan.

El cuestionario remitido a los Ayuntamientos de Burgos refleja que más de un centenar están afectados por proyectos de investigación para la extracción de hidrocarburos mediante fractura hidráulica,

De los 231 ayuntamientos que han respondido, 138 se han posicionado en contra del uso de esta técnica y más del 88 por ciento de los consultados se queja de la falta de información sobre esta materia.