La Diputación de Lleida pide el uso de yoduro de plata para evitar granizadas

0
6

   Y es que el año pasado, a principios de julio, se produjo también una fuerte tormenta de granizo que afectó especialmente a las comarcas del Pla d’Urgell y el Segriá, que echó a perder la cosecha de fruta y de maíz.

    Los daños en la cosecha aún están por cuantificar de forma oficial, y se sumarán a los registrados a consecuencia de otra tormenta de pedrisco registrada a principios de junio.

Cooperativas pide ayudas urgentes ante las 30.000 hectáreas afectadas


    Por otro lado, la Federación de Cooperativas Agrarias de Cataluña (FCAC) ha pedido ayudas urgentes específicas para cooperativas y productores con el fin de que puedan paliar los efectos del temporal, que ha afectado a unas 30.000 hectáreas.

    La granizada afectó a las comarcas de les Garrigues, Noguera, Urgell, Pla d’Urgell y el Pallars Jussá, y ha ocasionado graves daños a los productores de fruta y cereales.

    Las cooperativas tienen una importante presencia en los municipios afectados, y los más de 1.500 socios que se aglutinan en este territorio pueden sufrir, según la FCAC, graves pérdidas económicas y también se puede ver afectada la actividad de la agroindustria cooperativa.

    La FCAC recuerda que la situación es más grave todavía porque se trata del segundo año consecutivo que se registra una tormenta de piedra de estas características en la misma zona.

    Las medidas de apoyo que reclaman pasan por crear líneas preferentes de crédito; la exención del pago de las cuotas de la seguridad social; la reducción de las amortizaciones pendientes; la no aplicación del límite máximo para operaciones con terceros no socios y la apertura de una línea destinada a sufragar los costes fijos de las cooperativas.

JARC reclama medidas preventivas y se queja de los seguros


    Por otra parte, también el sindicato JARC ha instado al Departamento de Agricultura a retomar las medidas preventivas contra las tormentas, que -asegura- pueden reducir a la mitad su intensidad, como la instalación de redes antigranizo subvencionadas en el caso de la fruta.

    El sindicato también ha denunciado que los precios ofrecidos por el seguro por los daños en la cosecha de cereal no cubren los precios de venta actual, pese a que son los más bajos de los últimos meses.

    Por último, ya se están empezando a evaluar los daños que causó el granizo fuera del ámbito rural, en mobiliario urbano e instalaciones públicas. En este sentido, el Ayuntamiento de Les Borges Blanques ha estimado  que las pérdidas públicas ascienden a más de 25.000 euros