La distribución lo tiene claro: "Exigir esfuerzos es difícil si el político pierde autoridad moral"

0
8

      Ha destacado que la clase empresarial que no ha mantenido esa autoridad moral es la que ha estado muy cerca del poder político. En su opinión, las empresas que no han participado del modelo de subvenciones y que no han estado próximas al BOE son las que han intentado competir, han hecho su trabajo, han invertido, han hecho sus esfuerzos en el mercado internacional y han mejorado sus exportaciones.

Defensa de la "mayoría silenciosa" empresarial en momentos dificiles


     Esa, que probablemente es la mayoría silenciosa del mundo empresarial, debería tener esa autoridad moral, porque es la que ha hecho su trabajo en el último año, ha insistido. Otro de los puntos que preocupa a los fabricantes y distribuidores de empresas de gran consumo que engloba la asociación es la reducción del déficit publico.

     En este sentido, ha matizado que aunque es un tema político y un debate en el que no pueden entrar, consideran que hay que reformar las administraciones, porque hay demasiada duplicidad y competencias solapadas.

     "Si se redujera, habría ahorros y se lograría una mayor eficiencia, y ese debería ser el criterio a la hora de realizar reformas", ha precisado.

     Javier Campo ha apuntado que 2014 ha sido un año difícil para la alimentación, que ha tenido en agosto su punto álgido con una caída del 2,3 % en valor de unidades vendidas, aunque en septiembre se ha recuperado.

Un año complicado para la alimentación


     Aunque ha sido un año difícil para la alimentación, según ha destacado, no lo ha sido para otras categorías, como la no alimentación, que está empezando a crecer, o la hostelería, que acabará el año con un crecimiento del 3,%, después de seis años en los que se ha dejado un 23 %.

     Para Campo, una de los retos de las empresas de gran consumo es cómo van a conectar con el consumidor, que ha cambiado totalmente desde que se inició la crisis.

     Ha descrito que se trata de un consumidor que ha cambiado su comportamiento, se informa en internet, incluye el coste del desplazamiento en su cómputo de gasto de la cesta de la compra, exige un tique cada vez más detallado en la restauración y, sobre todo, pide transparencia a la compañías.

     Aecoc reúne entre hoy y mañana en Madrid a cerca de mil directivos de empresas de alimentación y distribución.