La DO Sierra de Segura apunta una disminución significativa de la próxima cosecha por la falta de lluvia y las elevadas temperatura, por lo que apunta a la necesidad de mantener los precios actuales, pues a menor producción se incrementan los costes, más aún en una Denominación de Origen, donde se  debe mantener unos estándares de calidad establecidos por el organismo de certificación.

Aunque ya van varios años donde el nivel de lluvias no es el deseado, este año se ha sumado que las mismas no han caído en el momento más adecuado para la formación y crecimiento del fruto del olivo. Y esta situación no es en exclusiva de la Sierra de Segura, sino que es extensible a la provincia de Jaén y también a Córdoba, primera y segunda provincias productoras mundiales de aceite de oliva. Por dar algunos datos, en la Puerta de Segura, municipio donde está la sede del Consejo Regulador, las lluvias acaecidas en tres meses fundamentales como son marzo, abril y mayo, no han alcanzado el 50% de las que se dieron en el mismo periodo del año pasado.

La DO insiste en que debido a la disminución de cosecha, es muy importante que se mantengan los niveles de precios actuales

Por lo tanto, la DO Sierra de Segura está de acuerdo con pronósticos como los realizados por la Asociación Española de Municipios del Olivo, donde aprecian a nivel nacional una disminución significativa de la cosecha, aun en la situación de que se dé un régimen de lluvias normal en los meses de septiembre y octubre. En la Sierra de Segura, la disminución de la cosecha se pronostica bastante pesimista, en torno al 70% con respecto al año pasado.

Desde la DO Sierra de Segura insisten en que debido a la disminución de cosecha, es muy importante que se mantengan los niveles de precios actuales, sobre todo para el de máxima calidad, el virgen extra, pues proporcionalmente los costes de producción aumenta sustancialmente, más en el marco de la Denominación de Origen Sierra de Segura, donde los requisitos para envasado con este marchamo de calidad se mantienen inalterables independientemente de la evolución de cada campaña.

Y es que, los costes que deben asumir los agricultores en la recolección y transporte aumentan, así como también  los costes de elaboración, entre otros, porque se debe extremar la vigilancia en las almazaras para obtener una mayor proporción de aceite de oliva virgen extra y seguir manteniendo el mercado de comercialización con Denominación de Origen que se tiene ya consolidado.

La Sierra de Segura es el mayor grupo montañoso  de la cordillera Prebética, situada en el nordeste de Jaén. Cuenta con una mayor pluviometría que la media de Jaén, con 5 embalses (Tranco, Siles, Anchuricas, Guadalmena y la Vieja) que proporcionan a día de hoy actualmente el 43.5% de la reserva embalsada de la provincia de Jaén.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here