La DOP Aceite de La Rioja investiga para lograr un aceite de calidad sensorial alta

0
6

    Para ello, se pondrán en marcha actuaciones y proyectos de investigación, desarrollo e innovación oleícola, con el fin de que estos estudios aporten información "muy valiosa" para los profesionales, que "han visto la necesidad de orientar la producción hacia aceites diferenciados en un mercado cada vez más exigente y competitivo", según el consejero.

    "Esta colaboración supondrá un redescubrimiento del Aceite de La Rioja", ha precisado Nagore, quien ha insistido en que se inicia una nueva etapa, donde la transmisión del conocimiento será importante.

    También se ha referido a que la olivicultura riojana se encuentra en plena expansión, ya que en el año 2000 existían 2.945 hectáreas de olivo en la región y en 2012 alcanzó las 5.597 hectáreas.

Una expansión importante de este cultivo en la región


    Martínez de Quel ha precisado que, a pesar de la evolución positiva de este cultivo, de larga tradición en La Rioja, donde es uno de los cinco sectores alimentarios más importantes, no existen datos contrastados sobre el comportamiento del olivo en la zona, las variedades más cultivadas y su adaptación a la mecanización.

    Esa situación se intentará paliar con actuaciones de I+D+i en materia de variedades minoritarias autorizadas en la DOP, de evaluación de prácticas culturales que mejoren la rentabilidad del cultivo y la calidad del aceite, y potenciar la experimentación.

    Las variedades locales más extendidas son la "redondilla de Logroño", "royuela" y "machona", aunque en los últimos años se están realizando plantaciones de la variedad foránea "arbequina", al igual que en el resto de España, dada su rentabilidad.

    Ha explicado que en La Rioja hay unos 850 oleocultores, 13 almazaras y 55 marcas, que se comercializan, sobre todo, en Europa, Estados Unidos, Japón y China. "Se trata de una producción diferente, ni mejor ni peor", según el presidente de la DOP, quien ha señalado que esta, creada en 2004, crece de forma sostenida.

    La producción del año pasado en La Rioja alcanzó las 6.300 toneladas y la previsión para este año, según Nagore, es de unas 8.100, a lo que Martínez de Quel ha añadido que se estima que la cosecha, que se inició el pasado día 4, será "larga" porque hay bastante aceituna.

    El Gobierno de La Rioja dispone de un campo de ensayos con todas las variedades que se cultivan en La Rioja, un banco de germoplasma-plantación de variedades recogidas por toda la región, una almazara institucional y una sala de catas; mientras que la DOP dispone de una red de parcelas de diferentes productores que colaborarán en las investigaciones.

Comienzan los trabajos en fincas seleccionadas


    Nagore ha insistido en que, para diferenciar, conocer y obtener aceites de calidad sensorial homogénea, es necesario investigar dos aspectos fundamentales como el comportamiento agronómico, a partir del análisis de diferentes variables; y la evolución sensorial de los aceites obtenidos a partir de las variedades estudiadas para conocer el momento y forma óptimos de recolección.

    Los trabajos se han iniciado con el marcado de los árboles en las fincas seleccionadas y con la caracterización genética de las variedades, y el envío de la muestra de las variedades al Banco de Germoplasma de la Universidad de Córdoba para conocer cuáles son realmente las variedades autóctonas de La Rioja.

La Consejería de Agricultura ya ha iniciado los trámites para el registro de variedades autóctonas riojanas en la Oficina Española de Variedades Vegetales, algo que es obligatorio para la comercialización de plantas en el vivero.