El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) de la Sidra de Asturias espera alcanzar este año cuatro millones de contraetiquetas, que supondría un “récord absoluto” para la marca de calidad.

Así se ha expuesto en la celebración de la novena edición del “Salón de la Sidra”, en el recinto ferial “Luis Adaro” de Gijón, que ha contado con la presencia de la consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez, y el presidente del consejo regulador, Celestino Cortina.

En el “Salón de la Sidra”, en el que participan 31 elaboradores, se ha nombrado al jugador de balonmano Raúl Entrerríos nuevo embajador de la DOP Sidra de Asturias para 2018.

Asimismo, hoy se han entregado los galardones a las mejores sidras de este año a “Sidra Piñera”, de María del Carmen Trabanco, y a “Pomarina”, de Valle, Ballina y Fernández.

“es una forma de entender el ocio”

La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez, ha destacado que 2017 fue un año “histórico” al incorporarse 54 variedades nuevas de manzana, así como nuevos lagares a la marca de calidad.

Unido a ello, ha subrayado que la sidra vasca está “intentando empezar a tener su propia denominación de origen”, pero que no supone, en ningún caso, una competencia para la elaborada en el Principado.

Álvarez ha animado a fomentar la “cultura sidrera”, puesto que esta bebida asturiana “es una forma de entender el ocio”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here