La economía andaluza crecerá el 0,6% en 2011, pero también aumentará el paro

0
9

EFE.- Así se desprende de las previsiones del último Informe Económico y Financiero de Andalucía (Eseca) presentado hoy en la sede central de CajaGranada por el catedrático de la Universidad de Granada Santiago Carbó, que ha apostado por crear figuras laborales y de contrato y mecanismos de modificación de salarios que permitan generar confianza y crear empleo.

El estudio recoge que la economía andaluza cerró el ejercicio 2010 con un descenso del 0,6 por ciento en el PIB, a un menor ritmo que el año anterior (-3,6 %), la misma cifra, aunque en positivo (0,6 %), que se prevé que crezca a lo largo de 2011.

En cuanto al mercado de trabajo andaluz, 2010 supuso un agravamiento de sus problemas, ya que se cerró con una tasa de paro del 28 % en la comunidad y en el primer trimestre de 2011 se llegó hasta el 29,7 %, una cifra que quedaría a finales de este año en el 28,6 %, por lo que no parece próxima la estabilización del número total de desempleados.

En este sentido, Carbó ha advertido que, pese al crecimiento económico previsto, el empleo aún no tendrá la recuperación que se espera y existen sectores como la construcción que siguen "perdiendo peso" en la economía, frente a otros más favorables como los servicios, la industria, el turismo.

Al respecto ha señalado que habría que incidir en este último sector al pronosticar que 2011 será "un buen año turístico", una mejoría que ha relacionado con la recuperación económica en el resto de Europa o los acontecimientos y revueltas que se registran en países competidores, especialmente en el norte de África.

En 2010 y por sectores, el agrario se vio afectado por una adversa climatología, generando múltiples pérdidas en cosechas, el industrial aportó el 8 por ciento del Valor Añadido Bruto (VAB) total de la comunidad, casi 5 puntos porcentuales por debajo de España, mientras que el de la construcción experimentó "una fuerte contracción" por tercer año consecutivo (-6,5 %).

Los servicios ya aportaron el pasado año casi el 74 % del VAB total andaluz, mientras que el sector turístico andaluz inició una recuperación con un crecimiento en los viajeros de 1,35 % y las pernoctaciones un 0,6 %.

Por otra parte, los flujos comerciales internacionales de la economía andaluza experimentaron "una notable recuperación", por lo que se invirtieron los malos resultados del año anterior.

En concreto, las exportaciones crecieron un 27,59 % y las importaciones un 28,47 %, incrementos muy superiores al conjunto de España (del 16 % en ambos casos).

El informe Eseca, que se presenta renovado en una edición digital en USB, incorpora además un capítulo monográfico dedicado a la reforma y reestructuración financiera emprendida en 2010, cuyas consecuencias están afectando fundamentalmente a las cajas de ahorros.

Hasta la fecha, la reestructuración se ha concretado en 12 procesos de integración que han reducido el número de cajas de ahorros desde 45 hasta 17, en las que han participado 40 entidades, cuyos activos representan más del 90 por ciento del sector de cajas.