La escasez de lluvia condiciona el potencial productivo del cereal en Navarra

0
27

GOBIERNO DE NAVARRA.-El periodo comprendido entre los días 6 y 13 de mayo fue de tiempo estable y soleado, excepto por las tormentas registradas el sábado 7 en toda la Comunidad; las temperaturas fueron acordes con la época, con medias diurnas entre los 23 y 28 grados, y vientos variables de componente sur.

Las lluvias registradas en el comienzo de este periodo dejaron valores acumulados de entre los 10 y 20 litros por metro cuadrado en la mayoría de las zonas y han sido muy bien recibidas por los cultivos de secano, si bien las reservas hídricas de los suelos son mínimas y la falta de lluvia en los próximos días comprometería seriamente el potencial productivo de los cultivos cerealistas.

En regadío, el tiempo estable favorece la siembra y plantación de cultivos de verano (tomate, pimiento, maíz, etc.), y el calor, el aumento progresivo de las horas de luz y el agua proporcionada, permiten una buena nascencia e implantación de los cultivos.

Los agricultores, favorecidos por las nuevas coberturas de riego, se desplazan de los parajes tradicionales agotados hacia nuevas zonas regables. Las otrora típicas parcelas de secano de Caparroso y Murillo el Cuende, lucen ahora flamantes cultivos de regadío gracias a los nuevos sistemas de cobertura del riego de otro tramo del Canal de Navarra.

Cultivos cerealistas. En la Ribera y en zonas áridas de Navarra Media, los cultivos están sufriendo mucho el déficit hídrico, en especial trigos y avenas, ya que se encuentran en plena formación del fruto, fenología con alta necesidad de agua y nutrientes. En las cebadas, algo más adelantadas, la planta torna de verde a amarillo y el grano ya formado va madurando.

En el resto de Navarra Media, Tierra Estella, Cuenca de Pamplona, Pirineos y Navarra Atlántica, las expectativas de cosecha son mejores, si bien serán necesarias nuevas precipitaciones en breve para que el potencial productivo no se vea seriamente condicionado.

En los últimos días se ha registrado la incidencia de enfermedades, sobre todo foliares. Las tormentas y las altas temperaturas favorecen la presencia y proliferación de Rincosporiosis, principalmente en cebadas, y de Septoriosis y Roya en trigos. Esta incidencia está provocando que en zonas de Pirineos y Cuenca de Pamplona, principalmente, se procede de forma selectiva a la aplicación de tratamientos preventivos en trigos con el fin de evitar daños mayores.

Cultivos forrajeros. En zonas de Odieta, Ultzama, Arakil, Imotz, se ha iniciado la siembra de maíz forrajero, cultivo muy valorado por las explotaciones de vacuno lechero. La siembra se realiza, por ahora, en buenas condiciones de suelo y humedad, y dentro de las fechas óptimas para su siembra.

Siembras y plantaciones. Las labores de siembra del maíz se extendien por comarcas más norteñas. Las sembradoras faenan por términos de Miranda de Arga, Artajona y llegan ya a los regadíos de Valdizarbe. En parcelas de Buñuel, Cortes y en la zona de Villafranca, sembradas sobre tierras blancas, se ven plantas de maíz con 7 y 8 hojas. La semana que viene comenzará a sembrarse el maíz dulce.

El tomate para conserva sigue su ritmo de plantación bajo las pautas marcadas, en la mayoría de los casos, por las industrias conserveras de acuerdo a sus programas de transformación. Esta semana se inició la siembra de patata tardía en las tradicionales zonas de Genevilla, Cabredo y Marañón. Y también se inicia la plantación del pimiento del piquillo en la zona de Mendavia y Lodosa

Recolección. La recolección de habas verdes ha entrado esta semana en su máximo apogeo. En la Comarca VII ya se han recolectado la mayor parte de las parcelas y las máquinas cosechan en las distintas zonas de la Comarca VI, donde se cultiva el cincuenta por ciento de la superficie total. Los rendimientos, en general, son buenos en el tamaño del grano para los intereses de las industrias.

El guisante verde presenta grano de tamaño considerable, que induce a comenzar la recolección a primeros de la semana entrante, en las parcelas más tempranas de Cortes y la Sarda de Caparroso. Sigue a buen ritmo la recolección de alcachofa y se ha iniciado el corte de las primeras parcelas de bróculi de primavera en la zona de Funes y en los regadíos bardeneros de Landazuría y, aunque el desarrollo de las cabezas no está siendo muy grande, compensa la excelente calidad del fruto. Muy avanzado va también el corte de las distintas variedades de lechugas con destino a las ensaladas de IV gama cultivadas al aire libre.