La exportación de jamón serrano aumenta un 22,5% en volumen hasta abril

0
11

   En relación a los destinos, Alemania, Francia y Portugal, con un peso conjunto del 58,7 % del total exportado, siguen ocupando el primer puesto de las exportaciones con 2.357 (+27,4 %), 2.067 (+12,3 %) y 507 toneladas (+11,6 %) , respectivamente. Tras ellos, se sitúan Italia, con 407 toneladas, y México, con 329 toneladas, han añadido.

    Por zona geográfica, hay que señalar que las exportaciones a la Unión Europea de los 27 han aumentado en este periodo un 23,4 % mientras que las exportaciones a países no comunitarios lo han hecho en un 19,4 %.

    Esta evolución, han apuntado, ha hecho que el peso de la Unión Europea en las exportaciones haya aumentado hasta el 76,3 % del total exportado, frente al 75,8 % del mismo periodo del año anterior, mientras que en los países terceros han descendido hasta el 23,7 % (el 24,2 % en el mismo periodo de 2012).

Se consolida una nueva tendencia empresarial


    "Estos porcentajes muestran nuevamente la tendencia empresarial llevada a cabo en los últimos años, que se dirige principalmente a países donde la sencillez logística y burocrática unida al conocimiento del producto por parte del consumidor ayudan a incrementar las exportaciones de este producto", han precisado.

    A pesar de ello, han explicado desde el Consorcio del Jamón Serrano, hay países fuera de la UE que han manifestado una aceptación considerable de este producto cárnico, como en México, Rusia, Australia y Chile.

    El primero, México, consigue mantenerse en quinta posición de los mercados destino y ha aumentado su importación en 113 toneladas con respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que Rusia situada en octava posición, ha importado 207 toneladas, 55 más que en 2012.

    Australia, con 144 toneladas importadas, ha conseguido introducirse en el ranking de los diez primeros países que importan jamón y paleta curados españoles y Chile situado en duodécima posición, ha aumentado sus importaciones en un 40 %, alcanzado las 132 toneladas frente a las 94 del año anterior.

    "Los países terceros continúan presentándose como destinos de futuro que están permitiendo a las empresas no sólo diversificar sus ventas sino salir de la guerra de precios, que parece haberse instalado en algunos mercados europeos" han señalado.