La candidata de extrema derecha del Frente Nacional, Marine Le Pen, se sigue acercando al sector agrícola de cara a las elecciones de este mes de marzo y, tras denunciar la política agrícola común (PAC) “que ha sido un fracaso para Francia con el cierre de 500.000 granjas”, ha anunciado que impulsará “ayudas francesas” a los agricultores diferentes de las de la Unión Europea, centradas no en las hectáreas, sino en los propios agricultores.

“Debemos nacionalizar las ayudas, que por supuesto no pueden ser inferiores a las que se reciben ahora de Europa, sino que deben distribuir de manera diferente”, dijo candidata presidencial del Frente Nacional en su visita a la Feria Agrícola.

En un discurso aprovechando el malestar del sector agrícola del país, la ultraderechista aseguró que “hay que hacer lo contrario de lo que hace la Unión Europea: No se debe financiar la ayuda por hectárea, sino que se debe financiar a los propios agricultores”.

En este sentido incidió en que, si gana las elecciones, “el sistema de ayuda se mantendrá a través de una política agrícola nacional que tendremos que definir nosotros mismos, para señalar dónde se da esta ayuda”.

En general, la acogida que ha tenido del candidato fue bastante benigna, aunque su visita fue interrumpida por algunas protestas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here