La falta de acuerdo mantiene la huelga en la recogida de la leche en Galicia

0
7

   Pasadas las diez de la noche, los sindicatos comparecieron ante la prensa y explicaron, en boca de Roberto García, secretario general de UUAA, que existe una creencia generalizada de la situación "dramática" que vive el sector lácteo, que no tiene nada que ver con la situación del mercado, puesto que los precios en Galicia son inferiores que en el resto de España y Europa y no cubren los costes de producción.

   Por parte de la distribución, dijo, existe una "clara voluntad" para colaborar en la búsqueda de soluciones, a lo que también se comprometió la administración, como en otras ocasiones, apuntó García, que le reprochó a la Xunta que a seis horas de comenzar una huelga "sigamos simplemente abriendo fórmulas y mesas que en las próximas horas puedan o no llegar a acuerdos".

   Por ello, indicó que más allá de que se pueda seguir negociando "no hay ninguna razón que justifique en este momento la suspensión de la huelga de entregas", aunque dijo confiar que en las próximas horas se pueda "avanzar en plasmar esos compromisos y voluntades" para que los ganaderos puedan cubrir los costes de producción y se pueda suspender el paro.

   Pero, argumentó, por ahora "no hay nada concreto" e insistió en la "gravedad" que supone que unas 12.000 explotaciones lecheras, a partir de la noche de ayer, tengan que "proceder a una especie de suicidio económico" que supondrá que cada día "dos millones de euros se vayan para la alcantarilla", el precio en que calculó la leche que no se entregará diariamente.

   Además, apostó por que los días que dure la huelga de entrega, "si pueden ser 24 horas no sean 48, y si son 48, no sean 72, porque los perjudicados somos los ganaderos".

   Agregó que, por primera vez "en la historia hay margen para poder buscar soluciones", porque "lo único que pedimos" es que el precio de la leche en Galicia sea similar al de otras partes y se garantice en una negociación.

   Preguntado por qué no se desconvoca el paro si hay un acercamiento, explicó que las "voluntades y los compromisos vienen en este sector demasiado atrás" y apuntó que en 2009 se firmó un acuerdo de precios que no se cumplió y a los ganaderos "no les llega un simple voluntarismo" y hay oportunidad de plasmar acuerdos "en las próximas horas" pero el sector lleva movilizándose seis meses.

   A este respecto, se mostró contrario a "desconvocar simplemente con voluntarismos, en un sector que fue engañado muchas veces".