La falta de pastos para el ganado amenaza los parques naturales en Australia

0
6

EFE.- Su petición ha sido bien recibida por el gobierno Queensland, que busca la aprobación en el parlamento estatal, donde tiene mayoría, de una ley que permita la apertura de cinco parques y ocho reservas nacionales para alimentar a 25.000 cabezas de ganado.

La medida, que no cuenta con la aprobación del Ejecutivo de Canberra, dará luz verde para que el ganado paste en estos terrenos protegidos hasta finales de año en Queensland, donde un tercio de su territorio padece una fuerte sequía.

Además, la industria ganadera del norte australiano está aquejada por los incendios, la fuerte apreciación del dólar local y la caída de los precios de sus productos atribuida a la reducción de la exportación de animales vivos a Indonesia.

El ministro estatal de Parques Nacionales de Queensland, Steve Dickson, dijo a la cadena local ABC que se busca alimentar al ganado en lugar de dejarlo morir de hambre en los prados.

La organización australiana para la prevención de la crueldad contra los animales (RSPCA) también defiende la opción de utilizar ciertas áreas protegidas de Queensland al considerar que una parte de estos terrenos no son áreas salvajes y están dentro de propiedades rurales, según su portavoz, Mark Townend.

Pero el ministro australiano del Ambiente, Tony Burke, quien ha rechazado en principio esta propuesta, dijo a la AAP que la puesta en marcha de este plan supone "una violación de la relación de confianza" entre el Estado y Queensland.

"Esos terrenos fueron adquiridos con fines de conservación y Queensland tenía conocimiento de esto y aceptó el dinero bajo esas bases", acotó Burke, quien insistió en que los parques naturales han sido creados paras que las familias disfruten de la naturaleza.

El Gobierno australiano ha ofrecido a Queensland un nuevo plan de crédito agrícola, con intereses bajos, de más de 59 millones de dólares (46 millones de euros), como alternativa.

Queensland es la mayor productora y exportadora de reses de Australia y las ventas al exterior de sus productos ascienden a más de 3.367 millones de dólares (2.614 millones de euros) anuales.