La Federación Canaria de Desarrollo Rural propone varios principios a la PAC

0
2

EFE.- La UE revisa actualmente la PAC con el fin de establecer las directrices para el período 2014-2020 y el objetivo es lograr que se incorpore la experiencia acumulada por los territorios rurales canarios, ha indicado Armengol.

Los sectores agrarios regionales son cada vez menos competitivos al tiempo que afrontan mayores riesgos y exigencias como consecuencia de un mercado interior que favorece la importación de alimentos y reduce la capacidad de autoabastecimiento.

A ello se unen unos mercados internacionales progresivamente liberalizados, situación que la PAC debe tener en cuenta, pues si se mantiene una postura continuista, se pone en riesgo la pervivencia de estos sectores, según Armengol.

Otra cuestión relevante es el cambio climático, fenómeno al que las actividades agrarias pueden servir como un aliado a tener en cuenta en la lucha contra la degradación medioambiental.

Para la Federación Canaria de Desarrollo Rural el reto está en establecer un proceso que parta de una agricultura proveedora de alimentos en cantidad y calidad adecuadas, y también contribuya de manera fundamental a la ecología, con el consiguiente bienestar de las comunidades humanas.

El territorio debe entenderse asimismo como poseedor de valores ambientales y culturales, al tiempo que como generador de oportunidades de empleo y rentas a las personas que habitan en él, ha señalado Armengol.

Por ello, la Federación Canaria de Desarrollo Rural y los Grupos de Acción Local defienden para los territorios rurales de Canarias "un proceso de desarrollo integral basado en los recursos endógenos y en modelos de desarrollo participados y responsables, con sistemas económicos atentos a las necesidades sociales y ambientales de la ciudadanía rural y global".

Este objetivo ha sido adoptado por representantes de la Federación Canaria de Desarrollo Rural y de AIDER Gran Canaria, y la Asociación Insular de Desarrollo Rural de Gran Canaria en el marco de la Jornada "Canarias, Desafío rural 2020" en la que se ha realizado un balance de la situación del sector.

Armengol ha recordado que la PAC establece un porcentaje de ayudas del 50 por ciento para los territorios comunitarios y del 85 para los ultraperiféricos, lo que permite mayor margen de actuación para regiones como Canarias.

Como conclusión, la Federación Canaria de Desarrollo Rural apuesta por un enfoque más participado e integral de la política de desarrollo rural en Canarias, al tiempo que aboga por la reorientación del actual sistema productivo agrario basado en las producciones para la exportación.

También propone la aplicación de estrategias locales de desarrollo en un marco integrado de programación, con la confluencia de los diversos instrumentos financieros, para lograr un futuro estable a las comarcas rurales canarias.