La Federación de Arroceros de Sevilla se opone al dragado del Guadalquivir

0
22

    En su nota, el presidente de los arroceros sevillanos indica que según dichas instituciones, "el dragado de profundización del  Guadalquivir se ha convertido en una especie de “varita mágica” solucionadora de todos los problemas políticos, económicos y sociales de Sevilla. Nada más lejos de la realidad, ciertas empresas de conocidas marcas justifican su cierre al problema del dragado. Estas empresas llevan en Sevilla más de 40 años sin que el dragado haya significado un inconveniente ¿Necesitan empresas como Renault barcos de enorme calado para transportar cajas de cambio de coche?.  No. El cierre o deslocalización de dichas empresas es ajeno al dragado".

    De igual forma, aclara que "otro de los argumentos utilizados es, repetir hasta la saciedad, la posibilidad de atraque de cruceros de mayores dimensiones y la posible riqueza que generaría. Todos conocemos las características de este tipo de turismo, turismo del too incluido  en el precio y, que a lo sumo, turismo que en sus escalas consume alguna copa y acaso compra algún souvenir. ¿Dónde está aquí la creación de empleo?, ¿En qué sectores?. A todas estas interrogantes pueden existir distintas respuestas, pero para el sector arrocero de Sevilla hay una sola realidad, el dragado de profundización, cuyos beneficios para otros sectores son cuestionables, perjudicaría de forma clara al sector arrocero ya que el aumento de salinidad conllevaría una merma en la producción y en la calidad de nuestro producto y, al mismo tiempo, significaría un mayor consumo del agua de nuestros embalses".

    En este sentido, Julián Borja Ibáñez  recuerda que su sector cuenta con una superficie de 36.000 hectáreas de arroz en toda la provincia de Sevilla, "36.000 hectáreas que generan anualmente 150 millones de euros, 36.000 hectáreas que generan unos 400.000 jornales entre fijos y eventuales anuales y 36.000 hectáreas que alimentan a toda la avifauna del  Parque Nacional de Doñana, Patrimonio de la Humanidad".

    Estos sí son, en su opinión, "datos reales, contables y demostrables no pura quimera, y nuestro  sector no va a peligrar ni pagar la falta de ideas e inoperancia de políticos para la creación de nuevos puestos de trabajo ya que, como cité anteriormente, el sector arrocero de Sevilla genera 400.000 jornales anuales reales".