La Real Federación Española de Caza (RFEC) y la Federación Española de Galgos (FEG) quieren hacer públicashan reaccionado con enfado contra la empresa de suministros para mascotas Pedigree España por hacer pública en su cuenta de Facebook y Twiter el pasado 7 de noviembre de 2017  un post e el que se vinculaba a los cazadores con el malrato a los galgos y podencos.

En dicho post versa lo siguiente: “Muchos galgos y podencos son utilizados durante la temporada de caza y, al finalizar, sufren maltratos y abandonos…Demuéstrale que no nos hemos olvidado de sus sentimientos” y pide que se adopten a los galgos.

Piden una rectificación “desligando claramente la actividad cinegética de cualquier forma de maltrato o abandono de galgos o podencos”

Para la RFEC, esta afirmación “relaciona directa y/o indirectamente la actividad cinegética con el abandono y el maltrato de galgos y podencos en nuestro país. Como ya se ha demostrado por activa y por pasiva a través de estudios e informes, tanto por la Fundación Affinity como del SEPRONA, el porcentaje de abandono y maltrato durante o al finalizar la temporada de caza en España es insignificante en relación al que sufren otras razas y por otros motivos en cualquier época del año en nuestro país”.

Además, según de anuncia en una nota de prensa, “está ampliamente demostrado que la mayor parte de los abandonos y maltratos que sufren estas dos razas en España es en animales que, desgraciadamente, proceden de robos a cazadores y galgueros, con el consiguiente sufrimiento y desamparo para los mismos”.

Asimismo, reiteran que ambas instituciones están en contra de cualquier tipo de abandono o maltrato animal, pero, en especial, de los perros que son utilizados funcionalmente en sus actividades cinegéticas y que incluso la FEG se ha presentado como acusación particular en los grandes casos de robo, abandono y maltrato que se han dado en este país, como es el caso de la “Operación Harry” o de la “Operación Chapapote”. “Nos gustaría que empresas como Pedigree España hicieran lo mismo cada vez que apareciera un caso de este tipo”, destacan ambas federaciones.

De igual forma, inciden en que  la empresa de suministros para mascotas Pedigree España “al escribir este post no ha pensado en el daño que puede hacer a un colectivo que cuenta con más de un millón de practicantes, más aún cuando muchos de ellos son clientes directos o potenciales de la marca” y le rcuerdan que cientos de socios de las dos federaciones “se han mostrado indignados y nos han alentado para que nos pronunciáramos al respecto”.

Es por ello que las dos federaciones instan a Pedigree España a que retire el post al que se ha hecho referencia, “desligando claramente la actividad cinegética de cualquier forma de maltrato o abandono de galgos o podencos en España”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here