La Federación de Caza reclama medidas de protección de la perdiz roja

0
17

    La Federación de Caza de Castilla-La Mancha considera que se deberían promover actuaciones encaminadas al mejor desarrollo y fomento de las diversas especies silvestres sean o no de interés cinegético.

     Dentro de estas actuaciones, que en su opinión debe liderar la Consejería de Agricultura, debería tener un carácter prioritario la implantación de un catálogo de "buenas prácticas agrícolas" que no supongan una agresión al medio natural", ha dicho García.

     La Federación de Caza de Castilla-La Mancha, que se ha unido a la plataforma SOS perdiz roja, a la que también se han adherido las federaciones de caza de Castilla y León y Andalucía, mantiene como único fin reivindicar la grave situación por la que atraviesa la perdiz roja silvestre en España.

      Juan de Dios García ha recordado que en Castilla-La Mancha el viñedo tradicional ha tenido un papel fundamental en el mantenimiento y fomento de la riqueza cinegética, en especial de la perdiz roja, al proporcionar desde la primavera hasta bien entrado el otoño, refugio y alimento.

     Para la Federación de Caza de Castilla-La Mancha es especialmente importante mantenerlo por ser el único lugar de refugio que les queda debido a la fuerte transformación agrícola que está sufriendo el campo, donde cada vez hay menos arroyos, linderos y baldíos que tan importantes han sido para la fauna.

     Han reivindicando a la Consejería la puesta en marcha de una campaña que obligue al cumplimiento de ciertas prácticas agrícolas, entre las que proponen la obligación de mantener franjas de linderos entre parcelas agrícolas libres de tratamientos químicos, vigilar la correcta aplicación de productos químicos y prohibir realizar labores de recolección y empacado del cereal en horario nocturno.

     Además, la federación considera necesario prohibir la utilización de determinados aperos dedicados a la recolección de paja, en particular los denominados "soles", puesto que representan un serio problema tanto cinegético como ganadero al suponer la eliminación total y absoluta de cobijo y alimento, tanto para la fauna silvestre como para el ganado ovino y caprino.La federación aboga también por un eficaz control de predadores oportunistas (zorros, perros y gatos asilvestrados y córvidos) a través de los medios legalmente autorizados.