La Federación de Industrias Lácteas mantiene por lo penal su querella contras varias OPAs

0
11

      En la denuncia de FENIL, se acusa a los ganaderos y representantes sindicales de un delito de allanamiento de morada, de coacciones, de injurias y amenazas, y de una falta de daños, extremos todos estos que niegan los acusados, como tratarán de demostrar en el Juicio.

Creen que actitudes como ésta hacen fracasar todas las políticas en el sector

    Ante esta situación, ASAJA de Castilla y León considera que los directivos de FENIL "no tienen amplitud de miras, que no trabajan por el bien común del sector lácteo español, que desean el enfrentamiento permanente con el sector productor en vez de los acuerdos, y que actitudes como esta explican el fracaso de todas las políticas puestas en marcha en el sector lácteo, como el llamado ‘paquete lácteo”’, donde se incluye el contrato a medio plazo entre ganaderos e industrias".

     Asimismo, recalca que la llegada de Luis Calabozo a la FENIL, "apoyado como directivo por los presidentes de las principales empresas lecheras del país, ha supuesto una etapa de gestión oscura, con la única estrategia de asegurarse a corto plazo la compra de leche barata, y obstaculizando las políticas que pone en marcha el ministerio de Agricultura y las comunidades autónomas".

      Por último, recuerda que las organizaciones agrarias y cooperativas de Castilla y León ya emitieron un comunicado el 15 de abril de 2013 pidiendo la retirada de la denuncia, pues consideraban que “Luis Calabozo había hecho de esto una cuestión personal que perjudica a la institución que representa, a las relaciones interprofesionales, y por extensión al necesario entendimiento que debe de reinar entre el sector productor y el industrial o transformador”.

(Foto: Archivo)