La presidenta de la Federación de Mujer Rural (Femur), Juana Borrego, ha pedido a las administraciones y a la sociedad en general ayudas y apoyo para las mujeres víctimas de la violencia machista, también para sus hijos, así como una educación igualitaria como medio de prevención.

Con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género, que se celebra el próximo viernes, Borrego se ha hecho eco a través de un comunicado de la “preocupante” situación del maltrato hacia la mujer en el medio rural por la elevada dependencia que tienen del hombre y que, a su juicio, “potencia la falta de oportunidades laborales y la estacionalidad del empleo femenino”.

Anima a las víctimas a que denuncien “para evitar que la violencia permanezca en la familia “

La violencia machista no puede considerarse un problema exclusivo de las mujeres, sino también las administraciones públicas y privadas, y la sociedad en general porque “es una lacra que tiene que contar con el rechazo colectivo y que no puede considerarse un delito invisible”, ha asegurado esta Federación de Mujer Rural.

Asimismo, ha animado a las víctimas a que denuncien “para evitar que la violencia permanezca en la familia y puedan tomarse medidas eficaces para la protección de la mujer y de los hijos”.

El manifiesto también recoge una serie de peticiones como la supresión, por ley, de la patria potestad a los maltratadores que hayan sido condenados por atentar contra la vida del otro progenitor o la limitación o suspensión del régimen de visitas cuando existan causas graves que supongan un perjuicio para el meno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here