La Feria de Trujillo adjudica todo el ovino salvo 3 cabezas y genera un negocio de 106.000 euros

0
21

       Todos los lotes presentados a subasta, salvo dos, superaron ampliamente el precio de arranque en una puja que contó con una notable afluencia de público y donde una ganadera logró adjudicarse 18 de ellos, lo que supone unas 180 cabezas de ganado.

     El precio de arranque de los machos osciló entre los 220 y los 250 euros, salvo el merino negro, cuyo precio de salida era de 300 euros. Al igual que sucediera con las hembras, la práctica totalidad de los machos superó el precio de arranque y el precio más elevado fue para el campeón de la feria, un ejemplar de 12 meses de edad propiedad de Joaquín Ortiz Capilla.

     El presidente de la feria, Manuel González Álvarez, destacó la agilidad de la subasta y los excelentes resultados obtenidos, que cumplieron con las expectativas que se habían generado.

     La puja de los machos generó un volumen de negocio de 6.480 euros, mientras que la de hembras merinas ascendió a 35.350 euros. A estas cantidades hay que añadir las ventas previas de 214 animales de la raza merina precoz presentes en la feria, que movieron 64.200 euros.

Adjudicados un 60% más que en la Feria del pasado año

     La subasta de Trujillo adjudicó un 60% más de animales que en la edición de 2013 y el precio de remate más elevado fue para sendos lotes de 10 hembras merinas, uno de ellos el campeón de la feria, propiedad de Natalia Mejías Comín, y otro de Florentino Domínguez, C.B. que se adjudicaron en 1.520 euros cada uno de ellos.

     El gerente de la Sociedad Agraria de Transformación Criadores Ganado Merino, Raúl Cabello, calificó de gran éxito la subasta, tanto por el número de cabezas de ganado adjudicadas como por la afluencia de público.