La feria celebrada esta semana en el Mercado de Ganados de Torrelavega ha vuelto a batir récord de oferta, al poner a la venta 2.702 reses frente a las 2.679 de la pasada semana, lo que ha afectado de forma negativa a casi todos los sectores al costar vender tantos animales.

Los sectores más afectados han sido los dos principales de la Feria de Torrelavega, la recría y el lácteo, que han pasado por grandes dificultades debido a la acumulación de reses, aunque también el abasto y el equino se han resentido al repetir precios en la mayoría de las transacciones.

Así, de los 2.702 reses puestas a la venta, 205 lo han sido de vacuno mayor, 1.485 de vacuno mediano, 993 de vacuno menor, 15 de caballar mayor y cuatro de caballar menor, sin concurrencia de asnal, ovino y caprino, han informado fuentes del Ferial de Torrelavega.

La recría ha registrado por segunda semana consecutiva una entrada de ganado muy notoria, lo que ha condicionado su comercialización

Por sectores, el vacuno de abasto o destinado a carne ha presentado algo menos de oferta que en la feria anterior, pero se ha visto perjudicado por la ausencia de compradores, ya que sólo un par de tratantes han acudido a la feria, por lo que su comportamiento ha sido trabado y con precios repitiendo a duras penas.

Mientras tanto, la recría ha registrado por segunda semana consecutiva una entrada de ganado muy notoria, lo que ha condicionado su comercialización, aunque al final se la logrado vender en su totalidad.

En el tipo cruzado, la comercialización se ha alargado más el tiempo del habitual por la ausencia de muchos compradores habituales y también ocasionales.

Con ello, las reses se han vendido de forma lenta y selectiva, y ha costado más cambiar de manos los terneros de menos calidad, en especial los cruzados azul-belga, en precios similares a la feria pasada.

En el tipo frisón o pinto, al igual que el cruzado, han sido los compradores habituales lo que han absorbido toda la oferta, con las mismas trabas que en las últimas semanas, por lo que las cotizaciones en esta ocasión no han conseguido resistir y han girado a la baja.

En el sector de producción de leche, a pesar de contar con la presencia de casi todos los compradores de Galicia, se ha notado la ausencia de los tratantes de Andalucía, por lo que los tratos se han alargado en exceso, siendo muy trabajados, para al final venderse la totalidad del ganado concurrente aunque en precios más bajos que la semana pasada.

De entre toda la oferta presentada, esta semana ha destacado una vaca de segundo parto procedente de la Vega de Pas (Cantabria), que ha partido para Avilés (Asturias) en la cantidad de 1.650 euros.

También ha llamado la atención un lote de cuatro novillas de primer y segundo parto vendido para Carral (La Coruña) en precios que oscilaban entre 1.150 y 1.260 euros.

Por su parte, el sector equino ha continuado sin cambios significativos con una oferta insuficiente para la demanda existente, lo que facilita mucho su comercialización para abasto, a excepción de unos asnos que se han comercializado para vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here