España ha seguido este año como uno de los mercados de referencia para proveer de cordero vivo a países musulmanes, especialmente Libia, de cara a la Fiesta del Sacrificio que se celebrará el próximo viernes día 1. Esta mayor demanda de corderos también se ha notado en las cotizaciones del cordero en las principales lonjas españolas, con incrementos especialmente relevantes en la lonja de Albacete.

En ese mercado, el cordero vivo de 34 kilos se encareció un 6,66% entre la última de semana de julio y la cuarta semana de agosto (de 2,70 a 2,88 euros/kilo); mientras que el cordero de 28 kilos lo hizo un +7,29%, pasando de 2,88 a 3,09 euros/kilo.

En la lonja de Binéfar (Huesca), los ascensos fueron más moderados, en concreto del +3,7%, en esa misma comparativa, pasando de los 2,69 a los 2,79 euros/kilo y de los 2,71 a los 2,81 euros/kilo vivo para los corderos de más de 34 kilos y de los que pesan entre 28 y 34 kilos, respectivamente.

Autoridad Portuaria han remarcado el “notable incremento” de estas salidas de cordero

Las fuentes empresariales consultadas por Efeagro muestran que el puerto de Cartagena y Tarragona, desde donde se embarcan los animales, han tenido una actividad muy superior a la habitual en las últimas semanas.

Desde las instalaciones de Tarragona, fuentes de la Autoridad Portuaria han remarcado el “notable incremento” de estas salidas de los corderos, especialmente concentradas en la segunda semana de agosto.

Aunque no han dado cifras oficiales, sí han señalado que los principales destinos son los países de la cuenca del Mediterráneo en los que se celebra la Fiesta del Sacrificio y ha detallado que buques como el “Fidelity” ha hecho viajes con 13.000 corderos con destino a Libia.

En ese puerto opera la Agencia Marítima Blázquez, cuyo director general, Javier Sánchez, ha informado de la comercialización de 175.000 corderos, principalmente a Libia; lo que supone un incremento del 75 % respecto al volumen del año anterior.

Aparte de Libia, esta Agencia también envía corderos a Egipto, Líbano y a Turquía, destino este último que han abierto este año.

Este año se ha exportado menos animales a Libia porque su forma de pago ofrece “menos confianza” que otros años

El gerente de otra compañía, Bovisa, Sebastián Hernández, ha señalado, sin embargo, que este año han exportado menos animales, no porque no hubiera demanda sino porque en Libia ha cambiado el modo de pago de los corderos y, según indica, ofrece “menos confianza” que en años anteriores.

A pesar de ello, reconoce que en estas fechas se produce un “boom” en las ventas de cordero y, a falta de cerrar una cifra para este ejercicio, recuerda que para la Fiesta del Sacrificio de 2016 comercializaron más de 40.000 ovinos.

Desde la cooperativa Oviso, el director general, Juan Carlos Pozo, ha calculado en unos 60.000 los corderos exportados en los últimos tres meses a países musulmanes o con una importante comunidad musulmana, como Francia.

Entre ellos, Libia es el principal cliente para Oviso y destaca por la compra de grandes corderos (entre 45 y hasta 60 kilos) mientras que el país galo, en línea con los gustos occidentales, reclama corderos más pequeños (unos 33 kilos/unidad).

Cabe destcar que este año, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha autorizado la entrada en Melilla de animales de la especie ovina desde Marruecos desde el 1 de agosto al 2 de septiembre de 2017, ambos inclusive, aunque este tránsito deberá cumplir unas determinadas condiciones o exigencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here