La flota española espera que el pacto con Rabat se cierre antes de fin de año

0
18

El representante de Cepesca señaló que en el encuentro se pidió a la Comisión Europea que el nuevo convenio con Marruecos incluya "buenas condiciones técnicas" para los buques comunitarios, con el objetivo de evitar problemas como los que existen con el acuerdo con Mauritania.

En particular, se instó a Bruselas a tener en cuenta la posición consensuada entre los profesionales europeos y marroquíes, "sobre las condiciones técnicas que se deben aplicar en cada una de las categorías".

Garat indicó que para la flota española es importante que el acuerdo se haya renovado antes de final de año, cuando concluirán las ayudas que se conceden a los pescadores afectados por su suspensión.

Todo dependerá de cómo se desarrolle la ronda de negociaciones del 8 y 9 de noviembre, señaló.

Por otra parte, se habló del acuerdo con Mauritania, firmado por la CE el pasado julio pero que España y otros países han pedido que se reabra e incorpore unas condiciones técnicas más favorables en favor de los barcos de la UE.

Los representantes de la flota europea de larga distancia aportaron hoy datos al Ejecutivo comunitario sobre el impacto del convenio firmado, que provocará una pérdida del 30 % a los buques marisqueros por el aumento de los costes de explotación y las pérdidas de ingresos, explicó el representante de Cepesca.

En la reunión participó el director del Instituto Español de Oceanografía, Eduardo Balguerías, que presentó resultados que acreditan el buen estado de las poblaciones de pulpos en la zona, lo que demuestra el sinsentido de que los buques cefalopoderos hayan quedado excluidos del convenio, explicó Garat.

La Comisión Europea insistió de nuevo en la necesidad de que el acuerdo con Mauritania sea aprobado y reiteró su disposición a negociar después la posibilidad de modificar algunas de sus condiciones.

También se habló de la asamblea anual de la Iccat (Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico), que se celebrará entre el 12 y el 19 de noviembre en Agadir (Marruecos), donde se fijarán las cuotas de pesca del atún rojo para los próximos tres años.

Este año, los informes científicos indican que la situación del atún rojo en el océano Atlántico y en el mar Mediterráneo ha mejorado, por lo que hay países como España partidarios de incrementar su capturas.

El Ejecutivo comunitario -que negociará en nombre de la UE- se refirió hoy a la necesidad de aplicar un enfoque "prudente" y expresó su intención de mantener el "status quo", explicó Garat.

La flota española defendió, por su parte, que "existe margen de maniobra para aumentar la cuota de capturas de manera progresiva en los dos o tres próximos años", como manera de premiar los sacrificios realizados.

Fuentes de la CE indicaron a Efe, por su parte, que "la posición europea de cara a la reunión de la Iccat se fijará la próxima semana".

Junto con Garat estuvieron en Bruselas los responsables de organizaciones de armadores con sede en Galicia, País Vasco o Canarias.