La fresa de Huelva triunfa en los mercados…y en las pasarelas de moda

0
10

EFE.- A Dalmau le rondaba por la cabeza hacía tiempo hacer algo distinto para sus diseños, y lo ha podido culminar mediante un acuerdo con empresa californiana Emcocal, que representa en Huelva a la variedad fresera “Florida Fortuna”.

Con más de 120 millones de plantas sembradas este año en la provincia onubense, un tercio de toda la producción de la provincia, se puso manos a la obra y sacó adelante un modelo que, incluso, se ofrece en los catálogos oficiales del diseñador, con una sesión de fotos realizada en campos de fresas de la localidad onubense de Almonte, uno de los principales pueblos freseros de la provincia.

En esa sesión de fotos, Dalmau explicaba que se trata de un vestido encorsetado que incluye un sistema que reduce cinco centímetros la figura de la novia, “así como un brocado diseñado en marfil y color frambuesa tirando a fresa”.

Para la confección del mismo se han empleado más de 150 metros de tul en la ‘sobrefalda’ ya que tiene la particularidad de estar formado por dos partes que permiten su inmediata transformación de vestido largo (para la ceremonia) a corto (para la fiesta posterior), evitando que la novia tenga que cambiarse de ropa.

“Florida Fortuna”, el nombre dado al vestido, forma parte de la nueva colección de Dalmau, “Euphoria'”, y fue presentado el pasado 8 de mayo en Barcelona durante un desfile en el que colaboraron distintas empresas agrícolas onubenses, como Frutas Esther (Cartaya) o Cuna de Platero (Moguer), que aportaron las fresas y las tarrinas especialmente diseñadas para la ocasión.

Pero tras la puesta de largo, quedaba la prueba de fuego, y se eligió para ello todo un reto, el de la pasarela Gaudí Novias de la ‘Barcelona Bridal Week’, la más importante a nivel internacional del sector, en la que fueron presentadas la pasada semana las propuestas que para 2015 han diseñado las 22 firmas más importantes del mundo dedicadas a la moda nupcial.

Y para el diseñador, fue una prueba superada, ya que “la presentación fue estelar, y está siendo uno de nuestros diseños más demandados y que más está gustando no solo en España sino en toda Europa”, a pesar de que tuvo que afrontar el hecho de romper el hielo, abriendo el desfile.

Visto el éxito de la iniciativa, Dalmau tenía claro que la sesión de fotos para su catálogo no podía ser en un frío estudio, y se trasladó a Huelva para dirigir personalmente, con un equipo de la productora ‘Grito Visual’, varias sesiones fotográficas en las fincas donde se produce la fresa que ha inspirado su traje.

Y es que, como ha explicado, no buscaba “posados al uso, sino destinados a dar a conocer el trabajo que se realiza en una finca productora de fresas”, de modo que la modelo onubense Cinta Palomo se integró con las propias recolectoras de fresa de la empresa “Doñana 1998”, y algunos de los empleados de la empresa participan como figurantes en la sesión de fotos.

La sesión se completó en la aldea de El Rocío, con fresas aportadas por la firma “Fresmiel”, así como junto a caballos, con el objeto de aprovechar el tirón que a nivel mundial tienen ambos elementos tan característicos de la provincia de Huelva.

Y el diseñador parece estar más que contento con lo conseguido: “queríamos presentar tanto el vestido como la fresa onubense mediante una puesta en escena distinta y muy original con el fin de obtener un resultado potente y explosivo desde el punto de vista gráfico ya que es un contraste que nunca se ha dado”, y visto el resultado, parece que lo ha conseguido.