La ganadería de leche afronta un futuro sin cuotas y con mucha incertidumbre

0
414

   La diferencia entre producción y demanda real es, según fuentes del sector, una situación heredada de las negociaciones para la anexión de España a la UE, que se ha traducido en la entrada masiva de leche importada, la baja cotización de los precios en origen -acentuada desde 2008- y la desaparición de explotaciones ganaderas.

Precios muy por debajo de los costes de producción, según ASAJA


    En la campaña 2012/13 el precio medio ponderado en origen, según datos del Fondo Español de Garantía Agraria, se situó en 0,337 euros por litro, "muy por debajo de los costes de producción", según la técnica del sector lácteo de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), Adoración Llorente.

    La Comisión Europea establece el precio medio de la leche en origen en los 27 países comunitarios en 0,341 euros por litro con datos de febrero de 2013, y en España en los 0,327 euros por litro; la industria láctea europea, en su índice LTO con datos de marzo de 2013, precisa que la media europea es de 0,344 euros por litro.

     A juicio de Llorente, estos continuos bajos precios son los que han provocado que "muchas explotaciones lácteas hayan cerrado -se han pasado de las 120.000 en 1999 a las 20.000 actuales-" y más cuando se ha disparado el precio de la electricidad, gasóleo y, sobre todo, de insumos como los cereales para piensos (un 40 % desde 2010).

     Llorente está a favor de la apuesta de la interprofesional del sector, Inlac, de "buscar mecanismos que aseguren la producción nacional", al igual que el director técnico de Ganadería de Cooperativas Agro-Alimentarias, Fernando de Antonio, quien defiende un mantenimiento de los precios de intervención.

Cooperativas quiere la intervención en mantequilla y leche en polvo


"Desde Cooperativas queremos que sigan los sistemas de intervención de la mantequilla y la leche en polvo, y que sean verdaderos instrumentos para evitar el hundimiento de precios", ha apuntado De Antonio, quien también ha advertido de que "a partir de ahora los precios estarán en función del mercado internacional".

    Desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) también se apuesta por que "sigan existiendo los actuales sistemas de intervención y, quizá, lo más importante, que éstos se comporten como una verdadera red de seguridad".

    La publicación en marzo de 2012 del reglamento de la UE 261/2012, conocido como "paquete lácteo", en respuesta a la crisis de precios de la leche que la UE sufrió en 2009, perfiló los instrumentos con los que configurar ese nuevo modelo lácteo a partir de 2015.

Llega el momento de las OP y el Magrama pide consenso


    En el escenario post-cuota, cada Estado sólo tendrá que monitorizar la producción, pero sin controlarla, no habrá multas y tomarán gran protagonismo las organizaciones de productores (OP) de leche, que negociarán conjuntamente con cada industria los precios y los términos de los contratos, que ahora son obligatorios.

    El Ministerio se ha propuesto como objetivo "consensuar con el sector y con las comunidades autónomas una propuesta concreta" de España de cara a la Conferencia de Alto Nivel prevista para el próximo 24 de septiembre, en la que se examinará por primera vez la aplicación del paquete lácteo.

    Así lo han apuntado a Efeagro fuentes del Departamento, que aboga por que "la ausencia de cuotas se convierta en una oportunidad para el sector español", ya que "los ganaderos de leche han hecho buena parte de sus deberes en cuanto a competitividad en la producción".

    "Donde hay margen de mejora es en la comercialización y las relaciones entre todos los eslabones de la cadena", han añadido.

    Para ello, el Magrama ha puesto en marcha iniciativas como la Ley de integración cooperativa o el proyecto de Ley para la mejora de la cadena alimentaria, que acaba de pasar al Senado.

Para COAG, hay mucho buenos deseos, pero un dominio de la industria


    El responsable del sector lácteo de la Coordinadora de Organizaciones Agrarias y Ganaderas (COAG), Gaspar Anabitarte, no duda de los buenos deseos de la Administración para el sector lácteo pero ha opinado que en los contratos, obligatorios desde el pasado octubre, "la industria sigue utilizando su posición de dominio".

    "Es muy complicado poner en marcha una OP láctea" al estar sus integrantes ya en otras estructuras, como las cooperativas, que se solapan con la nueva organización, ha considerado Anabitarte.

UPA reconoce que teme el mercado libre


    El responsable de Ganadería de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), Román Santalla, teme que el mercado libre para la leche cierre aún más explotaciones, "incluso las viables", y ha abogado por afrontar un proyecto que pase por "recuperar producción y entrar en nuevos mercados con productos terminados".

    "El sector tiene futuro", pero "es necesario organización interna" y que "la distribución no siga descapitalizando" a la industria y al ganadero, ha afirmado Santalla.