La Gestión de Desarrollo Rural estudia sobre las áreas agrarias y forestales

0
4

MARM.-Las Autoridades de Gestión de Desarrollo Rural analizan un estudio sobre las áreas agrarias y forestales de alto valor natural

Estos sistemas de alto valor natural están definidos como aquellos sistemas productivos tradicionalmente sometidos a usos y prácticas de gestión de baja intensidad, y que son soporte de hábitats naturales de especies silvestres de alto valor de conservación en España

Durante la reunión también se ha abordado el tema de la demarcación del FEADER con fondos comunitarios, en el contexto de las negociaciones sobre el futuro de la PAC y la propuesta de la Comisión de crear un marco estratégico común para los fondos de la UE

El Director General de Desarrollo Sostenible del Medio Rural, Jesús Casas, ha presidido hoy la reunión de coordinación con las Autoridades de Gestión de los Programas de Desarrollo Rural 2007-2013, en la que se ha presentado los resultados de un primer estudio sobre “modelización de las áreas agrarias y forestales”, realizado por la Dirección General de Medio Natural y Política Forestal del MARM, en colaboración con el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Según se ha señalado en la reunión, los contenidos de este informe van a ayudar a caracterizar en España los sistemas de alto valor natural (SAVN), definidos en el ámbito comunitario como aquellos sistemas productivos agrarios, ganaderos y forestales, tradicionalmente sometidos a usos y prácticas de gestión extensivas o de baja intensidad, y que son soporte de hábitats naturales de especies silvestres de alto valor de conservación en España.

Con este estudio se pretende poner en valor y presentar a la sociedad la importancia que tiene la actividad agraria para la conservación de la biodiversidad y los paisajes. En este sentido, no se trata de una nueva figura de protección, ni de un escenario que condicione la actividad agraria, sino de establecer una metodología para poner en evidencia el valor actual del territorio.

A partir de este trabajo, las autoridades de gestión de las Comunidades Autónomas analizarán una estrategia metodológica común para la caracterización y la delimitación de estos sistemas agrarios.

A continuación, se ha explicado a los asistentes a este encuentro los resultados de la reunión del Comité de Desarrollo Rural de la Comisión Europea, celebrada en Bruselas el pasado 13 de abril, en la que se trató la propuesta que tiene previsto hacer la Comisión sobre la modificación del reglamento de aplicación de la ayuda al desarrollo rural a través del FEADER.

Por otra parte, y en relación a la Comunicación de la Comisión Europea sobre la PAC en el horizonte de 2020, se ha abordado el tema de la demarcación del FEADER con fondos comunitarios, en el contexto de las negociaciones sobre el futuro de la PAC y la propuesta de la Comisión de crear un marco estratégico común para los fondos de la UE.

De manera general, se considera que la elaboración de este tipo de documento, a nivel tanto europeo como nacional, puede ser positiva para la coordinación entre los fondos europeos existentes, aunque sería conveniente seguir manteniendo algún tipo de documento que establezca la estrategia general de aplicación de los fondos de desarrollo rural a nivel de Estado miembro. También se ha puesto de manifiesto al importancia de una demarcación clara entre los propios fondos de la PAC de cara al próximo periodo de programación.

Finalmente, se han tratado diversos temas relacionados con los Programas de Desarrollo Rural de las Comunidades Autónomas, como la celebración de los comités de seguimiento de los programas, que deben aprobar los informes intermedios anuales de los programas de desarrollo rural, para ser posteriormente remitidos a la Comisión Europea antes del 30 de junio.

Las reuniones del MARM con las autoridades de gestión de las Comunidades Autónomas, que se mantienen con periodicidad mensual, permiten hacer un seguimiento y coordinar la aplicación de los Programas de Desarrollo Rural que financia la Unión Europea a través del FEADER, y que cofinancian las Comunidades Autónomas y la Administración General del Estado.

Dentro de la programación de desarrollo rural europea para el periodo 2007-2013, cada Comunidad Autónoma es la autoridad de gestión de su programa, que se ajusta al Marco Nacional común establecido, correspondiendo al MARM el seguimiento coordinado de su ejecución, así como la interlocución con las instituciones comunitarias.