La Guardia Civil ha detenido a 14 personas e investiga a otras 144 por la sustracción de 350.000 kilos de naranjas, con un valor de mercado de 75.576 euros, en las comarcas valencianas de la Ribera Alta y la Ribera Baixa, según un comunicado del cuerpo de seguridad.

La operación “Lanelina” realizada por la Guardia Civil de Equipo Roca de Sueca ha permitido esclarecer un total de 139 delitos y recuperar 38.000 kilos de naranjas, 9.604 euros en metálico, 128 cajones de plástico, 700 documentos de trazabilidad ‘DATA’ y un vehículo.

Los detenidos e investigados están acusados de los delitos de hurto, apropiación indebida, falsedad documental, usurpación del estado civil y receptación.

Según las fuentes, con motivo de la temporada de la recolecta de naranjas de la presente temporada 2017-2018, se han realizado numerosas actuaciones llevadas a cabo por el Equipo Roca de Sueca dentro de la Operación “Lanelina”.

Entre los meses de octubre de 2017 y Junio de 2018 se han efectuado un total de 400 inspecciones, en coordinación con la Consellería de Sanidad, en almacenes de compraventa de cítricos, donde se vende el cítrico cuyo destino es la industria del zumo.

Uno de los detenidos es el dueño de un almacén de compraventa de cítricos

De las citadas inspecciones tendentes a controlar y verificar la compraventa del cítrico así como a los operadores y transportistas que vendían el género, se ha llegado a realizar un estudio de 25.000 Documentos de Trazabilidad Agrario “DATA”, que es necesario entregar en los citados almacenes para poder vender la naranja, así como de 20.000 documentos de facturación y albaranes de venta.

Fruto del estudio exhaustivo de toda la documental aportada por los diferentes almacenes de compraventa de cítricos de la Ribera Alta y Baixa, en torno a los 45.000 documentos, y de las inspecciones realizadas en dichos almacenes se ha procedido a la detención de 14 personas, entre ellas una mujer, y a la investigación de 144 varones y mujeres de nacionalidades española, ucraniana, lituana, Letonia, argelina, búlgara y ecuatoriana.

Lo detenidos, con edades comprendidas entre los 16 – no sería el primer menor implicado en hechos así –  y 65 años, están acusados de los delitos de hurto, apropiación indebida, falsedad documental y usurpación del estado civil, según las fuentes.

Uno de los detenidos es el dueño de un almacén de compraventa de cítricos, al cual se le imputa un delito de receptación porque se dedicaba a comprar naranja robada.

Las diligencias han sido entregadas en los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción de Sueca y Alzira.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here