La presencia de un animal junto a la Autovía de la Meseta (A-67) a la altura de Santiurde de Reinosa, que inicialmente se pensó que era un perro y que finalmente fue identificado como un lobo, provocó una alarma que obligó a los agentes de la Guadia Civil a evitar, pistola en mano, que el cánido pudiera acceder a la autovía y provocara un accidente.

Los hechos ocurrieron el pasado 3 de marzo, cuando una espesa niebla cayó la comarca de Campoo y, a pesar de la escasa visibilidad, algunos conductores vieron un animal merodeando por los alrededores de la Autovía y, avisaron a los servicios de emergencias, según recoge Alvaro San Miguel en eldiariomontanes.es. El 112 puso a la Guardia Civil de Tráfico en conocimiento de la situación para que acudiera a la zona y evitara a toda costa que aquel “perro”, según describían los conductores, saltara a la autovía y provocara un accidente. La patrulla llegó alrededor de las cinco de la tarde a la zona señalada y tras inspeccionar los aledaños de la autovía, los agentes se encontraron con que el animal era en realidad un lobo.

Los guardias avisaron enseguida a los agentes forestales de la zona para gestionar la emergencia, mientras que tenían que evitar a toda costa que el animal bajara del talud por el que rondaba en aquellos momentos y saltara a la autovía, así que desenfundaron sus pistolas reglamentarias por si era necesario abatir al lobo y se interpusieron entre el cánido y la carretera.

Finalmente, entre los técnicos auxiliares de Medio Natural y los guardias civiles de Tráfico consiguieron ‘empujar’ al animal de vuelta al monte, evitando una situación de gran peligro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here