La Guardia Civil ha detenido a siete personas e investiga a otras dos como presuntas autoras, en diferentes grados de participación, de los delitos cometidos en La Rioja y Aragón de robo con fuerza, hurto y receptación, en este último caso, de unos 194.000 kilogramos de almendra.

En una nota recogida por Efeagro, la Guardia Civil en La Rioja ha añadido que entre los detenidos se encuentran los propietarios de un almacén de compra-venta de almendras ubicado en la ciudad riojana de Arnedo, donde llegaron a receptar de manera ilícita más de 194.000 kilos de este producto, valorada en unos 155.200 euros.

Su negocio se había convertido en un punto de referencia para delincuentes de Aragón, La Rioja y Navarra, en el que vendían las almendras que sustraían sin tener que acreditar su lícita procedencia, ha precisado.

EL producto lo vendían en un almacén de Arnedo y recibían a cambio entre 0,60 y 0,80 euros el kilo

El 90 % de los 194.000 kilos de almendra fue entregado por 212 personas con antecedentes policiales o sin vinculación agraria de diferentes nacionalidades, sobre todo española, rumana y marroquí, que tenían su residencia en Álava, Burgos, Guipúzcoa, La Rioja, Santander, Soria, Tarragona, Teruel, Valencia, Vizcaya y Zaragoza.

Estas personas no tuvieron que acreditar ante los dos responsables del almacén arnedano la lícita procedencia del producto, por lo que se deduce que han cometido un delito de receptación, según la Guardia Civil.

A fecha de hoy se han esclarecido 16 ilícitos penales en los que se sustrajeron 5.700 kilos de almendras, de los que 3.000 han sido recuperados y devueltos a sus legítimos propietarios.

Once de estos hechos delictivos se cometieron en las localidades riojanas de Autol, Arnedo, Herce, Quel y Santa Eulalia Bajera; y el resto en las poblaciones aragonesas de La Almunia de Doña Godina, Almonacid de la Sierra y Alpartir.

Esta operación, denominada “Largueta”, se inició el pasado agosto alertados por el malestar entre los vecinos y agricultores de las zonas afectadas por los continuos robos. que este año están afectando a muchas comunidades autónomas.

La investigación permitió sorprender “in fraganti” a varios delincuentes que sustraían almendra y la cargaban en sus coches, quienes manifestaron que el producto del robo lo vendían en un almacén de Arnedo y recibían a cambio entre 0,60 y 0,80 euros el kilo, según el tipo y la variedad, un precio muy inferior al del mercado.

Los controles de vídeo-vigilancia desplegados en el almacén han determinado que el lugar se había convertido en un punto de referencia en el que delincuentes habituales de Aragón, Navarra y La Rioja vendían impunemente las almendras que sustraían.

Los responsables del local eran conscientes en todo momento de la ilegalidad que cometían, según la Guardia Civil, que, durante los dispositivos establecidos, llegó a intervenir 3.000 kilos de almendra sustraídos en diferentes localidades de Aragón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here