La ‘guerra’ andaluza por los fondos de desarrollo rural roza el esperpento político

0
3

    En el último enfrentamiento celebrado este jueves día 13 en el Parlamento andaluz, la consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, recalcaba  que la asignación de fondos de desarrollo rural para el periodo 2014-2020 efectuada por el Gobierno central es un “verdadero maltrato a los andaluces y una injusticia inaceptable incluso para las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular, que esta semana se han rebelado y han exigido al ministro una auténtica negociación sobre la cofinanciación de los fondos para el desarrollo rural”.

   En este sentido, ha recordado que Andalucía es la única región española que pierde presupuesto, pese a que el Estado español en su conjunto ha visto incrementada la ficha financiera destinada a este tipo de políticas. Para la responsable del Gobierno andaluz es “inaceptable” que Andalucía perciba para el próximo marco 258 millones menos –incluyendo la cofinanciación que debe asumir la Comunidad- frente al resto de regiones que mantienen o aumentan su presupuesto.

La Junta no invertirá en el olivar sus fondos pendientes

   A este discurso ‘político’, le respondía en el mismo tono la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo,  que recordaba a la Junta andaluza que el Ejecutivo central ha evitado que la comunidad andaluza pierda más de 405 millones de euros en ayudas de Desarrollo Rural, introduciendo un factor estabilizador en los criterios de reparto.

    Esta medida, en su opinión,  ha permitido que la comunidad siga siendo la mayor perceptora de estos fondos, con 1.906 millones de euros, un 23,7% del total nacional, según ha explicado la delegada en un comunicado, donde ha reiterado que Andalucía es la principal beneficiada en el reparto de los fondos de Desarrollo Rural.

     Crespo ha apuntado que esta distribución se ha realizado atendiendo a criterios objetivos, transparentes y siguiendo el criterio de integración empleado por la propia Comisión Europea.

     Pero mientras los politicos hablan de cifras y estrategias, el Pleno del Parlamento andaluz rechazaba con los votos del PSOE y de IU, una proposición no de ley del Partido Popular para destinar 970 millones sin ejecutar de ayudas comunitarias al desarrollo rural del período 2007-2013 al sector del olivar en pendiente y a la aceituna de mesa.

    El diputado del PP José Cara González ha defendido la iniciativa en la que también se plantea la aprobación de un plan para aumentar la competitividad y la renta agraria, y el reconocimiento del trabajo realizado en el proceso de reforma de la Política Agraria Comunitaria (PAC) del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete.

    Cara González ha acusado a la Junta de "maltratar a los agricultores andaluces" por no ejecutar el presupuesto de ayudas al desarrollo rural, donde hay 970 millones pendientes de ejecutar y quedan dos años para hacerlo.

La solución: que el dinero lo ponga el otro


    En este sentido, ha dudado de la capacidad de la Junta porque en siete años "sólo ha ejecutado 1.200 millones" del desarrollo rural (segundo pilar de la PAC) y, por eso, el PP ha planteado destinar esos 970 millones al olivar en pendiente y de verdeo, que atraviesan muchas dificultades y presentan un alto riesgo de abandono de explotaciones por sus altos costes y su escasa rentabilidad.

     Asimismo, ha reprochado a la Junta sus críticas por el recorte de 211 millones para desarrollo rural en Andalucía de la PAC 2014-2020 porque "son los mismos que no se ejecutan" en el período 2007-2013.

     La primera respuesta llegó del diputado del PSOE Miguel Castellano, que denunció el "lavado de cara que hace el PP por un sentimiento de culpa" al plantear en la proposición no de ley que se le dé una "medalla al señor Cañete y a Rajoy" en reconocimiento a su "labor ingente contra Andalucía" en la reforma de la política agraria comunitaria.

    Castellano ha admitido que Andalucía tiene fondos de desarrollo rural sin gastar, pero ha garantizado que "no va a perder ni un solo euro y continuará aplicando el programa en todas sus líneas", por lo que ha emplazado al PP a que reclame al Ministerio de Agricultura el desarrollo de programas de apoyo a esos cultivos.

     Por su parte, el diputado del Izquierda Unida Juan Serrano ha acusado al Gobierno central de "hacer una declaración de guerra a Jaén" al haber excluido al olivar de las ayudas acopladas de la PAC por "falta de voluntad política".

    En definitiva, todos hablan, todos tienen razón, pero sigue habiendo millones de euros que no se acaban gastando y el sector olivarero con problemas… mientras sigue la guerra política.

(Foto: www.ojodigital.com)