La hostelería abulense, pionera en España en medición de huella de carbono

0
10

EFE.- Este es el objetivo del convenio rubricado hoy entre la Federación de Hostelería de la Confederación Abulense de Empresarios (Confae), y la empresa medioambiental GA Ingenieros, que trata de “implantar en los restaurantes de Ávila la huella de carbono”, ya que esta actividad “no puede quedarse en lo de siempre”, según el presidente de los hosteleros, Víctor Gómez.

Con esta iniciativa se quiere contribuir a una hostelería “más global, sostenible y comprometida con el medio ambiente”, de manera que además de la mejora de la imagen de los hoteles y restaurantes que se suman a esta iniciativa, también se conseguirán beneficios económicos.

En este sentido, el administrador de la empresa GA Ingenieros, Juan Canelo, ha apuntado que la obtención de este sello de calidad para hoteles y restaurantes supondrá “una mejora de la imagen y el prestigio del negocio, una reducción de costes, un aumento de los beneficios -también fiscales- y una reducción de la contaminación”.

Para calcular cuál es la huella de carbono de cada establecimiento, los representantes de la empresa deberán contactar con cada uno de los establecimientos que se adhieran a este proceso, para después medir los consumos de gas y electricidad y calcular el gasto diario en desplazamientos.

A partir de ese momento y una vez monitorizados los hoteles y restaurantes, se podrán contabilizar sus gastos y sus emisiones a la atmósfera, para más tarde analizar esos datos y saber qué hábitos negativos se deben modificar y mejorarlos a parir de un “plan de mejora”, según Canelo.

El presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería de Ávila ha dicho que el convenio rubricado hoy con GA Ingenieros es “pionero” en este sector, ya que es el primero que se firma en esta dirección por parte de una organización que engloba a hoteles y restaurantes, aunque alguna cadena hotelera está inmersa en una iniciativa similar por su cuenta.

Por ello, Víctor Gómez ha mostrado su intención de transmitir este proyecto a la federación nacional, con el objetivo de que estudie la posibilidad de caminar en la misma dirección.

Gómez ha apuntado que por el momento ya han aportado la documentación requerida cuatro establecimientos de Ávila para que les sea testada la huella de carbono, aunque “existen otros bastante interesados”.

Al respecto, confía en que en el plazo de dos meses pueda haber resultados, ya que la realización de las pruebas “no supone excesivo tiempo”.