La hostelería hará huelga en la Copa del Rey si no hay acuerdo en el convenio

0
10

  Las mismas fuentes han indicado que si con estas movilizaciones no se consigue que la patronal presente "una buena propuesta" sobre la mesa se convocará un paro general del 7 al 10 de febrero.

   Los representantes de los sindicatos UGT, CCOO, ELA y LAB han denunciado esta mañana en rueda de prensa la situación de "precariedad" que sufren los cerca de 5.000 trabajadores del sector, que por tercer año consecutivo siguen sin un convenio colectivo.

   Ya han mantenido una reunión con la representación empresarial para negociar el convenio y, según los sindicatos, la propuesta presentada es "inasumible" porque supone perder al año entre 506 euros y 1.125 para un trabajador que cobra alrededor de 20.000 euros brutos anuales.

   Los sindicatos reclaman el mantenimiento del convenio colectivo y que, a su finalización, éste siga vigente hasta que no se acuerde uno nuevo.

   El último convenio colectivo se firmó en 2010 después de una amenaza de huelga general coincidiendo con el festival de música de Vitoria Azkena Rock y se ha ido prorrogando automáticamente los últimos tres años al no haber acuerdo, pero con la reforma laboral, si persiste el desencuentro, se quedarán sin convenio a partir del 7 de julio.

   En la rueda de prensa de esta mañana, la representante de UGT, Carmen Auñón, ha dicho que tienen miedo de que cuando expire el convenio actual en julio, si no hay un acuerdo para un nuevo convenio, se aplique el Salario Mínimo Interprofesional a las nuevas contrataciones y el Estatuto de los Trabajadores.

   También ha exigido que no se aplique la flexibilidad laboral recogida en la legislación actual y que se constituya una comisión paritaria que vigile las posibles modificaciones de convenio y de las condiciones de trabajo recogidas en el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores.

   En cuanto a los salarios, los sindicatos han pedido una subida para el año 2013 algo superior al IPC para no perder poder adquisitivo y un compromiso de recuperar las cantidades no percibidas en los años 2011 y 2012 cuando la situación económica mejore.

   Han denunciado que los empresarios les han propuesto reducir en dos horas el horario acogido al plus de nocturnidad, y rebajar el plus de domingos y festivos de 31,97 euros actuales a 20.

   Si se llevara a cabo esta medida, supondría una bajada salarial del 3,57 por ciento, que sumada a la pérdida de poder adquisitivo de los años 2011 y 2012, se elevaría al 8,87 por ciento.

   A día de hoy no hay una fecha fijada para una próxima reunión con la patronal, según han confirmado a Efe fuentes sindicales.