La imitación de productos con D.O. supone un fraude superior a los 90 millones

0
9

    Según los resultados del informe, el fraude no se produce en el producto con Denominación de Origen certificado, puesto que sus controles internos "son muy estrictos" y con normativas "cada vez más exigentes", como consecuencia "de las rigurosas reglamentaciones" impuestas "sobretodo desde la Comisión Europea".

    Dicho fraude, según se detalla, se encuentra al designar un producto genérico, como el aceite, el queso, el jamón o la carne, con un nombre protegido.

El habitual ver productos al corte que se ampara bajo una DOP


    Además, el fraude se presenta en los establecimientos de diferentes formas, siendo la más frecuente cuando se ofrece el alimento al corte, identificado con el precio por kilo y rotulado con nombres amparados bajo una DOP, como "Queso manchego" o "Turrón de Jijona".

    Origen España ha constatado que entre un 10 y un 15% de las ocasiones, el producto referenciado no se corresponde con el protegido por una DOP o IGP, si no que se trata de un producto genérico.

    Otro caso frecuente de fraude se observa en el sector de la restauración donde, "a pesar de la gran profesionalidad de la mayoría de los restauradores en España, en muchas ocasiones se referencian en la carta productos con Denominación de Origen que no se corresponden con el producto que finalmente se sirve en la mesa".

    Origen España, organización privada sin ánimo de lucro cuyos objetivos son promover el reconocimiento del papel "esencial" de las DOPs e IGPs así como el diálogo en defensa de estas marcas de calidad diferenciada, ha hecho un llamamiento a intermediarios y consumidores para que ayuden a identificar correctamente los productos D.O. y denuncien los casos de fraude.

    La organización ha recordado que los productos se identifican fácilmente por medio de la etiqueta del Consejo Regulador que certifica su autenticidad.

    El responsable del departamento jurídico de Origen España, Mario Pomares, ha apuntado a Efeagro que las DOP están protegidas "frente a cualquier uso comercial directo e indirecto en productos no amparados".

Origen España vigila la utilización directa de una DOP como cualquier imitación


    Este marco de protección europeo "es amplio" porque "no sólo" incluye "la utilización directa del nombre protegido" sino también "cualquier acto de imitación o incluso de evocación" de una DOP.

    En ese sentido, ha detallado que una sentencia española confirmó que la utilización del término "parmeso" en los quesos suponía una evocación de la DOP "Parmigiano Reggiano".

    Asimismo, ha recordado que son los consejos reguladores de cada DOP los que tienen que iniciar las acciones legales oportunas si consideran que hay productos en el mercado que suponen un fraude para su marca de calidad aunque también cabe la opción de que los inspectores de consumo interpongan de oficio las denuncias.

    Pomares ha señalado que Origen España actúa "frente a las instituciones pero no se encarga de la defensa particular de los fraudes" porque ha reiterado que eso corresponde a los consejos reguladores.