La importación de aceite de Túnez o Marruecos subirá por la caída de la cosecha española

0
31

   La campaña 2012-2013 no contará con gran oferta, a tenor de los augurios de producción para países como Italia (490.000 t), Grecia (350.000 t); Portugal (68.600 t), Siria (198.000 t), Argelia (56.600 t), Jordania (35.000 t), Argentina (17.000 t), Libia (15.000 t), Israel (13.000 t), Australia (19.000 t) o Chile (21.500).

   El presidente del Consejo Sectorial de Aceite de Oliva de Cooperativas Agro-alimentarias, Rafael Sánchez de Puerta, ha ratificado a Efeagro bajos rendimientos y producciones para esta campaña, por lo que el alto enlace de campaña (700.000 t) "está salvando el año" y evita una situación "catastrófica" por no poder hacer frente a la demanda.

   Sánchez de Puerta ha confirmado que esta campaña habrá un balance "ajustado" para abastecer los mercados, lo que puede hacer necesario que operadores de España o Italia recurran a las compras exteriores.

   En los dos primeros meses de campaña (octubre y noviembre de 2012) se recogieron 588.469 toneladas de aceituna con un rendimiento medio de 14,98% (-1,69 puntos por debajo del ejercicio anterior) y se produjeron 89.500 t de aceite, según datos oficiales.

   Durante octubre casi se triplicaron las importaciones -en tasa interanual-, hasta las 6.700 toneladas (+191,30%), y en noviembre se duplicaron, con unas 7.000 t (+89%).

   "Se confirman las malas previsiones de cosecha según avanza la recolección", ha coincidido en apuntar el coordinador nacional de este sector en la organización agraria Asaja, José Ramón Díaz, quien recuerda que las tareas en el campo están "muy avanzadas" en esta campaña, que será "corta".

   Habrá una "ajustada" oferta para atender la demanda si se suma el enlace de campaña (700.000 t) y la cosecha actual, ha añadido.

   En este escenario, "las importaciones están creciendo ya", aunque a su juicio no serán demasiadas, porque los otros países olivareros tampoco disponen de amplias disponibilidades este año.

   Preguntado sobre una posible carestía, a su juicio las mayores tensiones podrían producirse en los últimos meses de la campaña actual (2012-2013), con existencias "reducidas" y la posibilidad de que algunas industrias puedan quedarse sin aceite.

   Sobre los precios, ha remarcado que si suben mucho podría producirse una contracción de la demanda exterior y, probablemente más pronunciada, en el mercado interno, si bien -puntualiza- la gran distribución todavía utiliza este alimento como "gancho" con ofertas de poco más de 1,80 euros litro para las categorías de más calidad.

   El responsable de aceite de Coag, Gregorio López, ha detallado que muchas fincas han concluido ya la recolección y las almazaras, la elaboración de aceite; y que se constata "el desastre" productivo, al llegar sólo a un 20 o 25% de lo logrado el anterior ejercicio.

   López ha avanzado que la mayoría de operadores rebaja sus previsiones de cosecha, lo que hará necesario recurrir a importaciones para atender la exportación (875.500 t el año pasado).

   Coag confía en que haya "prudencia" y se produzcan subidas de precios normales y no desmesuradas para no perjudicar las ventas.

   Desde los Servicios Técnicos de UPA, David Erice ha confirmado que la sequía durante muchos meses del 2012 hace que los resultados finales de cosecha estén siendo inferiores a los previstos y es probable que España no llegue a superar ni las 600.000 toneladas.

   La producción es tan escasa que prácticamente ya se da por concluida cuando, en un año normal, se estaría en pleno proceso, según Erice, que calcula en 100.000 t las que faltarían para abastecer el mercado, si se mantienen las cifras de consumo.

   De enero a octubre de 2012, las ventas de aceites y grasas al exterior superaron los 2.639 millones de euros, por encima de sectores como el pescado y marisco, ocio, vino o lácteos, según ha indicado la patronal de almazaras industriales Infaoliva.