La industria alimentaria crecerá al 4% y creará 60.000 empleos en 6 años

0
39

    Este marco estratégico se trata de un modelo único de colaboración público-privada entre el Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), que cuenta con el apoyo de colaboradores estratégicos como Banco Santander, Telefónica, Iberdrola e Indra.

    El plan quiere potenciar las ventas en el mercado exterior del sector alimentario, con un crecimiento del 10 % en seis años, lo que le permitiría pasar de los 22.000 millones de euros de 2012 a los 46.000 millones en 2020.

    Eficiencia, creación de valor, internacionalización y dinamización son las líneas estratégicas marcadas para ganar tamaño.

Aprovechar las ventajas competitivas y los recursos propios


     Para ello, FIAB potenciará una regulación eficiente y ágil; una comunicación que permita poner en valor un sector líder; potenciar la formación y la búsqueda de excelencia y el talento; promover un marco estable de alianzas de colaboración; impulsar el desarrollo de la innovación, la ciencia y la tecnología de la industria; y promover fuentes de financiación alternativas, sostenibles y diversas.

    El objetivo, según han asegurado, es aprovechar al máximo las ventajas competitivas y los recursos propios del sector, e intentar corregir o compensar las debilidades detectadas.

    Según FIAB, la creación de este marco estratégico se produce en un momento clave y propicio para el sector y el país, en fase de recuperación económica, dado su posicionamiento estratégico y su fortaleza como generador de valor.

    La industria de alimentación y bebidas es un importante motor de la economía española y el primer sector industrial español en términos de facturación, con ventas anuales de 90.168 millones de euros, el 20,5 % del total de las ventas netas de la industria española.

    Ha destacado que es un dato que coloca al sector de alimentación y bebidas en el cuarto puesto de facturación en Europa -solo superado por Alemania, Francia e Italia- y el octavo a nivel mundial.

    Genera cerca de medio millón de puestos de trabajo y ha sido uno de los sectores que mejor ha resistido la crisis, con caídas muy inferiores a las del conjunto de la economía.