La industria cárnica catalana confía en reanudar en breve la exportación porcina a Rusia

0
2

   Según los cálculos de esta patronal, el cierre ruso a las mercancías de carne de cerdo ya ha provocado en el primer trimestre del año un descenso del 15,3% de las exportaciones catalanas de cerdo, un porcentaje que se eleva al 21,4% para el resto de España. "Nuestro producto es apto y se vende en toda la Unión Europea (UE), pero en Rusia hay mucha normativa que aplicar y es muy compleja", han apuntado desde Fecic.

    Han recordado que en la última revisión de los inspectores rusos a las cárnicas de España, éstos decidieron vetar a cien firmas y autorizar a 24, de las que sólo una trabajaba con porcino.

    "Cada país tiene sus peculiaridades, y lo que hay que hacer es adaptarse a ellas", han explicado desde la Fecic, que como ejemplo ha citado la diferencias entre los límites microbiológicos, los patógenos o los controles de los residuos medicamentosos de la UE y la normativa rusa.

    Ha advertido de que el coste mayor para el ajuste de las instalaciones y la formación de personal pasa por la adaptación de las analíticas, pero ha asegurado que "las empresas tienen que estar preparadas para exportar, independientemente de las decisiones políticas que te abran o cierren un mercado".

    "Ya hay empresas que lo cumplen, otras que tienen que adaptar sus instalaciones para las analíticas, pero la mayoría o gran parte de ellas podrían estar exportando mañana", ha afirmado.

Confecarne respalda la certificación veterinaria para la exportación


   Por su parte, la Confederación de Organizaciones empresariales del Sector Cárnico de España (CONFECARNE) ha manifestado el total apoyo de la industria cárnica al proyecto del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, para regular de forma adecuada el Procedimiento y los Requisitos de la Certificación Veterinaria Oficial para la Exportación y la Lista Marco de Establecimientos Exportadores, mediante un proyecto de Real Decreto que se encuentra actualmente en tramitación y que va a ser próximamente analizado en el Pleno de la CIOA (Comisión Interministerial para la Ordenación Alimentaria).

    En una ota de prensa, este organismo señala que "este es un proyecto de gran interés para los sectores cárnicos y ganaderos -cuyas organizaciones más representativas también han manifestado su apoyo-, ya que la Lista Marco es un instrumento esencial para facilitar y desarrollar la internacionalización de las empresas, superando de una vez por todas la falta de coordinación, la concurrencia de competencias y la ineficiencia administrativa que lleva mucho tiempo sembrando el desasosiego y cansancio de estos sectores ganaderos y cárnicos a la hora de afrontar con eficacia los mercados internacionales".

    Recientemente, los ministros de Agricultura, Miguel Arias Cañete, y Economía, Luís de Guindos, presentaron la Estrategia de Internacionalización del Sector Agroalimentario, entre cuyas acciones destaca: “Maximizar la eficacia en los trámites y requisitos para las empresas exportadoras”. En este mismo sentido, el sector pide al Gobierno que afronte con decisión esta regulación de la Lista Marco.

   Por ello ve necesario "simplificar la gestión de nuestro comercio exterior cárnico, y permitir que la autoridad responsable del mismo, que es el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, sea también la competente en esta materia a nivel de Administración Central. Y debe ser así porque en este tema no se están afrontando cuestiones de salud pública, que debe estar garantizada fuera y sobre todo dentro de nuestras fronteras, y es competencia de las autoridades de Sanidad".

    Por el contrario, insisten, "de lo que se trata es de eliminar de trabas y obstáculos técnicos al comercio, lograr la apertura de nuevos mercados, y resolver las exigencias específicas que imponen los países de destino de nuestras exportaciones, y para ello es necesaria una especial sensibilidad que entienden adecuadamente los Ministerios con enfoque económico".