La industria de la alimentación creará 60.000 puestos de trabajo en seis años

0
13

    Gracias a esta iniciativa, el sector espera mantener un crecimiento sostenible en ventas netas de un 4% anual, alcanzando los 115.000 millones de euros en 2020 y crear 60.000 puestos de trabajo en los próximos seis años.

    Actualmente, el sector de la industria de alimentación y bebidas factura 90.168 millones de euros, lo que supone el 20,5 % del total de las ventas netas de la industria española. España ocupa el cuarto puesto de facturación en Europa, por detrás de Alemania, Francia e Italia.

    Astals ha dicho que los retos del sector y el programa elaborado pasan por mejorar la competitividad y adaptarse a la demanda de los mercados locales en los que las empresas españolas se quieran expandir. El programa de la FIAB se fundamenta, según Astals, en la eficiencia, la internacionalización y la dinamización.

    "Debemos promover un marco estable de alianza en un sector que no tiene mucha tradición de colaboración", ha dicho Astals.

    La entidad prevé potenciar las ventas en el mercado exterior, que pasarían de 22.000 millones de euros en 2012 a 46.000 millones de euros en 2020, lo que supondría un crecimiento anual del 10%.

     Astals ha subrayado la necesidad de "mimar y cuidar" el consumo interno, pero ha advertido que es necesario ser realista y saber que en los próximos años habrá que centrarse en la exportación, "en la salida masiva al exterior como salida del sector".

Los Príncipes inauguran la Feria más internacional


    Los Príncipes de Asturias han inaugurado la vigésima edición de Alimentaria, la mayor feria de la industria agroalimentaria de España, en la que 3.800 empresas de todo el mundo muestran las principales novedades y tendencias del sector.

   A la inauguración de Alimentaria, que se celebra en el recinto ferial de Gran Via de L’Hospitalet, han asistido también el presidente de la Generalitat, Artur Mas; el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete; el consejero de Agricultura catalán, Josep Maria Pelegrí; la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, y el presidente del salón y de la Fira de Barcelona, José Luis Bonet, entre una larga lista de autoridades.

   La feria pone en marcha su edición más internacional, a la que acudirán más de 600 importadores y distribuidores, el doble que en 2012, pero también la más innovadora y gastronómica, con la presencia de medio centenar de chefs que suman más de 50 estrellas Michelin.

   Los Príncipes de Asturias han querido mostrar su apoyo a la industria agroalimentaria española con su presencia en este salón, que han recorrido durante cerca de dos horas, visitando empresas de diferentes sectores, como el vitivinícola, el de elaborados cárnicos o el de lácteos.

   Alimentaria ocupa los seis pabellones de Fira Gran Via y los Príncipes han recorrido cada uno de ellos seguidos de una amplia comitiva, integrada también por los alcaldes de Barcelona y L’Hospitalet, Xavier Trias y Núria Marín, respectivamente; el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, o el director de la feria, José Antonio Valls.

Visitas muy concretas y simbólicas


   Don Felipe y Doña Letizia han visitado los expositores de ElPozo y Campofrío, los dos principales fabricantes de elaborados cárnicos en España, y han hecho un alto en los expositores de las bodegas catalanas Codorniu Raventós y Freixenet, que este año celebra su centenario.

   También han saludado a los responsables de Bodegas Torres y de los fabricantes de conservas Dani, Cuca e Isabel, así como los de instituciones como el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Mercabarna y Cataluña.

   El Grupo Miquel, Aneto, Pascual, Gallina Blanca, Nutrexpa y Danone son otras de las empresas que han recibido la visita de los Príncipes, que además han tenido ocasión de saludar al presidente del Gremio de Panaderos de Lleida, Manel Llaràs, a quien Don Felipe conoció hace cinco años durante una visita a la capital leridana con motivo de la inauguración del centro de investigación Innopan.

   "En aquel entonces se interesó por el pan de espelta y Don Felipe todavía se acuerda", ha comentado Llaràs en declaraciones a la prensa.

   En la jornada de arranque de Alimentaria, el director de salón, José Antonio Valls, ha destacado la apuesta por convertir el congreso en una plataforma para hacer negocio y la tendencia a la internacionalización.

    El salón ha pasado de contar sólo con 6.000 visitantes extranjeros en 1996 a los 40.000 que se esperan en esta edición de 2014, el 26 % de los 140.000 profesionales que se prevén.

"El 70% de la facturación neta del sector está presente en Alimentaria", ha subrayado Valls para poner el acento en la relevancia del congreso.

El director del mismo ha remarcado también que en estos momentos el 60% de las exportaciones españolas del sector tienen como destino la Unión Europea (UE), pero que cada vez más la industria mira hacia países emergentes como la China, Japón, Japón y Singapur, e incluso hacia Estados Unidos y Canadá.