La industria del dulce vive un crecimiento del 2% con 4.400 millones en facturación

0
7

     Crecimiento que, por otra parte, se ve reflejado en los datos de empleo, cuya cifra aumenta  un 4,9%, llegando a superar los 15.000 empleados directos. Además, dentro de España, continuamos siendo la séptima industria en términos de facturación dentro de la industria de alimentación y bebidas, según datos de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB).

     “El consumidor vuelve, poco a poco, a recuperar la confianza y eso se nota también en nuestro sector, aunque sin duda esto demuestra la estabilidad de esta industria, que no deja nunca de evolucionar y de adaptarse al consumidor actual“, según palabras de Olga Martínez, Presidenta de Produlce. “Además, como asociación española que representa a las empresas del dulce en España, nos enorgullece ser parte del avance de esta industria, actuando como apoyo al desarrollo de su competitividad”, añadía la Presidenta.

Se consolida el crecimiento de la exportación

      En cuanto a los datos de comercio exterior, el sector del dulce continúa consolidando su crecimiento, con un aumento del 3,2% en términos de facturación y un 4,1% en volumen. Los dulces españoles llegan a un gran abanico de países en todo el mundo, en donde se destaca la consolidación de exportaciones a terceros mercados como Argelia (+36,61%), Israel (+25,08%) o Chile (+35,62%) y los buenos resultados dentro de la Unión Europea, como en Reino Unido, Italia o Polonia, que crecen por encima del 10% – todos los países mencionados forman parte de los primeros 20 destinos de exportación de nuestra industria-. De hecho, algo más del 32% de lo producido aquí se exporta a otros mercados, contribuyendo así a que la producción de nuestra industria ocupe el quinto puesto del ranking de productores dentro de Europa.

    La Asociación Española del Dulce (PRODULCE) está formada por 50 empresas pertenecientes a los cinco sectores que la definen: fabricantes de caramelos y chicles, cacao y chocolates, galletas, turrones y mazapanes, y pastelería y bollería.

     Es una organización sin ánimo de lucro, con una cuota de mercado de aproximadamente el 75%, cuya actividad principal es velar por los intereses colectivos del sector, posicionarse como una asociación de referencia para las entidades con las que se relaciona, y dar a conocer a prescriptores y consumidores el grado de compromiso y responsabilidad del sector y sus esfuerzos de mejora en términos de innovación, seguridad alimentaria y nutrición.