La innovación agrícola adelanta y duplica el rendimiento del girasol en una finca gaditana

0
35

    Para ello, sus propietarios apostaron por una semilla fruto de la innovación genética que ha desarrollado la empresa Sygenta Bosfora y Sanbro. Esta campaña su plantación se realizó durante la tercera semana del mes de enero y a principios de mayo habían florecido, a diferencia del resto de explotaciones andaluzas que no lo ha hecho hasta junio.

    Según señala Pedro Gallardo, uno de los propietarios de la finca, a agroinformacion.com, "las variedades que estoy utilizando son Sanbro (con Regent como desinfección de suelos) y Bosfora (con Cruiser como desinfección de suelos) y la verdad estamos muy satisfechos con los rendimientos y el estado del cultivo". Entre las ventajas de esta siembra en tierras arenosas está la optimización de la calidad en la planta, lo que permite que las pipas estén completamente hechas cuando llegan los estadios finales y ya falta humedad.

   El Carvajal, gracias a la innovación, ha conseguido producciones de regadío al cosechar más de 2.000 kilos por hectárea. La otra gran ventaja es que a sus propietariosles ha permitido poder vender las semillas en el mercado antes que el resto de agricultores, asegurando un mayor rendimiento. Su producción se convierte en aceite o en piensos molidos.

    Asimismo, como recalca "son producciones y rendimientos en secano propias de fincas de regadío, lo que nos permite menor coste para el agricultor y menos utilización de recursos hídricos y por tanto menor impacto en el medio ambiente. Y un aumento de la producción que hace dos años llegó a tener una media que se fue más allá de los 2.500 kgr/ha".

Buenos resultados a pesar de la sequía del pasado año

    Pero no todo ha sido fácil, "el año pasado fue quizás el más complicado que he tenido debido a la gran sequía que padecimos. Nuevamente empecé a sembrar Sanbro y Bosfora el 1 de febrero. Cuando la sequía comenzó a asolar Andalucía en pleno mes de mayo mis girasoles ya estaban en plena floración. He de decir que si que tuve una merma en la producción de aproximadamente un 20% frente al 2011 pero que distaba mucho de la media andaluza donde fue de tan solo 1.100kg/ha y de la media española de apenas 700kg/ha. Por tanto pese a la adversidad climatológica, Bosfora y Sanbro volvieron a demostrar su rusticidad y su excelente adaptación a las circunstancias. En 2012 volví a repetir parcelas (girasol 2011 y girasol 2012) y los resultados fueron homogéneos e idénticos al resto de las parcelas en mi finca. La producción no fue record pero si que lo fue la facturación debido al precio del girasol, llegamos a superar los 1.000 euros por hectáreas de facturación (2.000kg/ha x 520 euros/ha)", ha comentado Pedro Gallardo

     De igual forma, este sistema de siembre ha permitido que cinco empleados permanentes hagan posible que el campo alcance estos resultados de producción, con el condicionante de que siempre contratan a empresas puertorrealeñas para realizar la cosecha y ayudar a la economía local.

    Pedro Gallardo reconoce que esta decisión de innovar y arriesgar no ha sido fácil, pero como afirma  “a mi me han tachado de loco pero ahora es cuando se han dado cuenta que si siembras temprano, la planta tiene más jugo a pesar de la competencia y si la proteges bien la producción es muy buena, ya que hemos pasado de recoger 700 kilos a más de 2.000 por hectárea”.