Representantes de los cultivadores y empresas de primera transformación de tabaco, agrupados en la Organización Interprofesional del Tabaco de España (OITAB), han mantenido una reunión con el Presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en la que le han pedido que, junto con el Ministerio de Agricultura, continúen trabajando para
lograr acuerdos plurianuales de compra de hoja de tabaco con las empresas manufactureras, que permitan asegurar la continuidad del sector.

“Las empresas manufactureras tienen grandes intereses en los países europeos, con importantes cuotas de mercado. En el caso de España, más del 96% de las ventas totales de cigarrillos son realizadas por cuatro manufactureras. De manera que parece lógico que haya una correspondencia entre sus volúmenes de venta y sus compromisos de compra con los productores españoles”, afirmaron los representantes de los cultivadores. “Los cultivadores españoles han realizado un importante esfuerzo en los últimos años y han conseguido situar al tabaco en rama español en un nivel de calidad que es apreciado por los compradores de hoja”.

Piden a la Junta extremeña que use las herramientas del Desarrollo Rural de la PAC para ayudar a la variedad Burley

“En la actualidad tan sólo dos de las cuatro grandes manufactureras tienen acuerdos de compra en vigor e incluso una de ellas ha dejado de comprar tabaco español. Una disminución de las cantidades producidas en las explotaciones de los cultivadores supondría poner en riesgo la viabilidad de las mismas”, comentaron tras la reunión mantenida.

INTERPROFESIONAL DEL TABACOEn relación a la situación del tabaco Burley, variedad cuya demanda ha caído considerablemente en los últimos años, desde la Interprofesional del Tabaco, se ha pedido a la Junta de Extremadura la elaboración de un plan estratégico que contribuya al sostenimiento de esta variedad, que es empleada en la elaboración de tabaco “negro”, utilizando las herramientas del Desarrollo Rural de la PAC.

Los cultivadores y transformadores de tabaco pidieron un esfuerzo a las empresas manufactureras para ayudar a mantener el empleo en el cultivo y primera transformación de tabaco y manifestaron su compromiso en la elaboración de un producto que garantice el cumplimiento de los más altos estándares de calidad y de controles fitosanitarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here