La Junta andaluza cree que la comunidad de regantes de Bajo Andarax solucionará la sequía

0
8

     Ferrer ha indicado que la solución vendrá a través de este nuevo órgano directivo de la comunidad general de regantes, que aglutina a dos comunidades independientes, para poner en marcha las infraestructuras del ciclo integral del agua impulsadas por el Gobierno andaluz gracias a una inversión de más de 45 millones de euros.    

     La delegada ha insistido además en que, junto a la Mancomunidad de Municipios, la Junta estudiará las distintas posibilidades que existen, "haciendo todo de acuerdo a criterios de los que los ayuntamientos son conocedores de primera mano".

     El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, José Manuel Ortiz, ha apuntado por su parte que desde la creación de la comunidad general de regantes no se habían formalizado los órganos de gobierno, por lo que esta misma mañana se ha producido un encuentro entre las distintas partes para crear esta nueva directiva que deberá gestionar las obras de saneamiento y abastecimiento.

     Ortiz ha dicho que en los siete municipios del Bajo Andarax se han creado infraestructuras para la reutilización del agua, de regadío, y una planta de ozono, además de haberse invertido 9 millones de euros en la ampliación de la depuradora de ‘El Bobar’.

La solución pasa por aplicar la legalidad


     Por su parte,
el presidente de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Andarax de Almería, Eugenio Gonzálvez señaló que la principal solución pasa por la aplicación de "la legalidad", de modo que se aplique el decreto que permite el aprovechamiento para riego de los cultivos de las aguas residuales tratadas en la depuradora de ‘El Bobar’ de la capital.

     "Los agricultores de los municipios del Bajo Andarax están teniendo serias dificultades para regar sus cultivos y muchos agricultores de la comarca no saben a estas alturas de año si van a poder o no plantar sus cosechas debido a la falta de agua", ha dicho Gonzálvez.

     En este sentido, el presidente ha recordado que en la comarca, integrada por siete municipios, hay un total de 1.189 hectáreas de cítricos, árboles frutales e invernaderos en plena producción, "que se están secando debido a la ausencia de agua de riego".