La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, a través de la Delegación Territorial de Huelva, ha salido al paso de la polémica creada en torno a la carbonera de Moguer y su vinculación con el incendio de Doñana, asegurando que ratificó a principios del mes de agosto la suspensión de su actividad y el inicio de los trámites del expediente sancionador a la carbonería vegetal donde presuntamente se originó el incendio forestal en el paraje de La Peñuela (Moguer), el pasado 24 de junio. Previamente, el 21 de julio, ya se había suspendido la actividad de la empresa.

En una nota de prensa, la Consejería señala que “ante las declaraciones vertidas por organizaciones y partidos políticos, sin rigor, sin contrastar los datos, haciendo el ridículo, ya que demandan un cierre de la carbonera que ya se ha producido”, la Consejería recuerda que las medidas se han tomado en tiempo y forma, respetando en todo momento la investigación de  los agentes de medio ambiente, que remitieron el informe definitivo a la Guardia Civil a finales del mes de julio.

La Consejería reitera que la Junta de Andalucía va a personarse como acusación particular

Asimismo, hace hincapié en que los agentes de medio ambiente han comprobado esta misma semana en una inspección el cese de la actividad de la carbonera y que, en estos momentos, en la zona solo hay aspersores refrescando el terreno.

Finalmente, la Consejería de Andalucía y Ordenación del Territorio reitera que la Junta de Andalucía va a personarse como acusación particular y parte afectada por este incendio forestal que afectó a 10.900 hectáreas.

Cabe recordar que el informe de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales de la Consejería de Medio Ambiente sobre el incendio de Moguer (Huelva) remarca que los responsables de la carbonería donde se sitúa el origen trataron de “ocultar evidencias”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here