El secretario general de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Eduardo Cabanillas, ha expresado su confianza en que las ayudas establecidas por la administración autonómica por la sequía y otras inclemencias meteorológicas lleguen a unos 40.000 agricultores de la Comunidad.

Cabanillas participó en la sede del PP de León en una reunión informativa sobre las medidas acordadas por la Junta de Castilla y León por la sequía, las heladas y el granizo y en declaraciones a los periodistas previas a la reunión, Cabanillas ha explicado que el conjunto de medidas van a suponer un total de 1.900 millones para el sector agrario.

“Entendemos que es una cantidad importante para poder afrontar la próxima campaña con garantías”, ha explicado. Además, ha avanzado que el anticipo de la PAC va a afectar a los 70.000 beneficiarios que hay en Castilla y León.

Se ha establecido un Plan Financiero contra Adversidades Climatológicas 2017-2022, que contará con 145 millones, aportados por el Estado y la Junta de Castilla y León, así como una serie de iniciativas que buscan garantizar el ahorro al sector y le aportarán liquidez.

Con la aportación adicional del Plan Financiero, el campo de Castilla y León contará este mismo año con más de 1.900 millones de euros para afrontar la próxima campaña.

Las cuentas de la lechera: Casi la mitad del dinero que llegará a los agricultores es… el adelanto de la PAC

El reparto de la aportación del Plan Financiero entre ambas administraciones públicas rondará el 50 por ciento -unos 72 millones cada una-, aunque el importe final está por definir, al depender de la respuesta de los agricultores a las medidas ofrecidas, especialmente a la posibilidad de acceder a crédito bonificado para paliar los daños ocasionados por la sequía.

En el caso de las bonificaciones en el IRPF, servirán para ahorrar a los agricultores 19,8 millones de euros este año, mientras que las exenciones de cánones y tarifas de riego alcanzará los 8 millones y la de los servicios agroganaderos unos 2 millones de euros.

Otros dos millones servirán para ofrecer suministro de agua a explotaciones ganaderas en régimen extensivo de aprovechamiento de pastos, en concreto para la adquisición de equipos móviles de transporte de agua, gasto de energía, construcción de abrevaderos o excavaciones de charcas.

En el caso de las ayudas para la suscripción de seguros, la Junta suma otros 2,5 millones de euros a los ya previstos, hasta conseguir una cuantía conjunta con el Ministerio de 29,1 millones de euros, pero con el compromiso de aumentar el número de profesionales que contratan estos seguros.

Sobre las ayudas a la liquidez, Cabanillas ha explicado como principal iniciativa que los agricultores y ganaderos podrán cobrar, de manera anticipada, entre el 70 y el 80 por ciento de los apoyos de la Política Agrícola Común (PAC), lo que supone en torno a 720 millones de euros.

También se incluye el aplazamiento de las cuotas a la Seguridad Social, que servirá para que los agricultores posterguen el pago de hasta 200 millones de euros, y se habilitarán hasta 920 millones de euros en préstamos sin intereses para quienes tengan suscrito un seguro agrario y sean agricultores profesionales.

En el caso de los préstamos ofrecidos para hacer frente a la próxima campaña de siembra, tendrán preferencia aquellos agricultores que ya dispongan de un seguro o que lo vayan a contratar en los próximos meses con vocación de mantenimiento, y oscilarán entre los 40.000 y los 80.000 euros y los cinco y los diez años de amortización, dependiendo de la juventud y su ubicación, entre otros factores.

En el caso de los jóvenes y de la comarca leonesa de El Bierzo, se les exime la consideración de agricultor profesional, con créditos de hasta 80.000 euros con 10 años de amortización y dos de carencia, con el aval del Ministerio y la bonificación total de los intereses por parte de la Junta de Castilla y León.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here