a consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ha informado este martes 25 de que la Junta está estudiando, en colaboración con las Organizaciones de Profesionales Agrarios, cómo controlar la sobrepoblación del lobo en la Comunidad desde el “respeto a las resoluciones judiciales”.

Así lo ha manifestado la consejera momentos después de participar en una jornada sobre sostenibilidad en el sector agroalimentario, donde además Marcos ha reconocido que en Castilla y León hay un “problema de convivencia” entre el lobo y la actividad ganadera, debido al “crecimiento desmesurado” que está teniendo esta especie tanto al norte como al sur del Duero.

“Nos gustaría regular la caza del lobo con carácter ordinario, pero varias resoluciones judiciales nos lo impiden”, ha expresado Marcos, en referencia, aunque sin citarlas directamente, a las protestas que se están celebrando en diversas localidades de la región contra las medidas de protección del lobo.

Sin embargo, tal y como ha reconocido la consejera, son varias las resoluciones judiciales que impiden el control cinegético del lobo en los dos márgenes del río Duero, de ahí que el Ejecutivo esté buscando distintas fórmulas que encajen con la legalidad vigente para solucionar este “riesgo” para la economía rural.

Concretamente, la consejera ha sido cuestionada por la media planteada por la Consejería de Fomento y Medio ambiente, referida a la posibilidad de que los ganaderos puedan autodefenderse de estos ataques de los lobos a sus cabezas de ganado y que hoy Marcos ha asegurado “desconocer” si podría aplicarse en España.

No obstante, la también portavoz de la Junta ha reconocido que en estos momentos hay programadas varias reuniones, pues la “obligación” de la Junta es “buscar soluciones” a este “problema de convivencia” en Castilla y León, ya que es un “riesgo para todos” que el lobo “mate ovejas y campe por los pueblos”, ha sentenciado Marcos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here