La Junta inicia en la ZEPA del Alto Guadiato el primer campo de voluntariado ambiental

0
12

JUNTA DE ANDALUCIA.-La Consejería de Medio Ambiente inicia esta semana en la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) del Alto Guadiato (Córdoba), el primero de los seis campos de voluntariado ambiental que ha organizado la Junta en diferentes espacios naturales protegidos de Andalucía, con el fin de contribuir a la conservación y mejora de estas zonas protegidas.

En concreto, el martes día 19, se pone en marcha en la ZEPA del Alto Guadiato el campo denominado ‘Conservación de aves esteparias’, en el que los participantes podrán realizar acciones de educación y sensibilización ambiental sobre aves, construcción de miradores, señalización de rutas, elaboración de productos artesanales y actividades recreativas y culturales. El campo, que tendrá una duración de 10 días, se desarrolla en el marco del proyecto Life ‘Conservación y Gestión en la Zonas de Especial Protección para las Aves Esteparias de Andalucía’ y corre a cargo de la Mancomunidad de Municipios del Valle del Guadiato.

Con esta iniciativa la Consejería de Medio Ambiente inicia así este verano una nueva edición de este programa de voluntariado, que se celebrará también en los parques naturales Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas y Los Alcornocales, en el paraje natural Marismas del Odiel, en la reserva natural de la Laguna de Fuente de Piedra, y en el paraje y reserva natural de Puntas Entinas Sabinar.

En esta edición, los campos que ha organizado la Consejería de Medio Ambiente son los siguientes: ‘Conservación de aves esteparia’ en la ZEPA Alto Guadiato; ‘Conservación de la biodiversidad’, en Marismas del Odiel; ‘Reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía’, en Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas; ‘Anillamiento de flamencos’, en la Laguna de Fuente de Piedra; ‘ Realización de itinerario ornitológico y conservación de hábitats’, en Los Alcornocales; y ‘Restauración de hábitats naturales para la educación ambiental’, en Puntas Entinas Sabinar.

Este año, los participantes realizarán actuaciones encaminadas a la protección de la flora y fauna, la defensa del medio forestal, el diseño y construcción de uso público, la recuperación del patrimonio histórico-etnológico, y la conservación del litoral. Para ello, los voluntarios ambientales desarrollarán actividades relacionadas con la conservación del hábitat del flamenco rosa, reintroducción del quebrantahuesos, realización de itinerarios ornitológicos, diseño y restauración de senderos, anillamiento de aves limícolas, retirada de plantas exóticas, construcción de miradores para aves y restauración de hábitas naturales para la educación ambiental.

Además de estas tareas, los voluntarios realizarán acciones formativas sobre educación ambiental y actividades recreativas y socioculturales que incluyen propuestas de ocio y tiempo libre.

En estos campos, que se celebrarán durante los meses de julio, agosto y septiembre en periodos de 10 días, participan residentes en Andalucía, con edades comprendidas entre los 18 y 35 años de edad. Los voluntarios que han sido seleccionados cuentan con alojamiento en régimen de pensión completa, materiales y transporte para la realización de las tareas, indumentaria de programa y seguro de accidentes.

Programa de Voluntariado

Los Campos de Voluntariado se enmarcan en el Programa de Voluntariado Ambiental de la Junta de Andalucía. Este programa va dirigido a entidades, asociaciones y organizaciones constituidas legalmente y sin ánimo de lucro, cuya actuación se circunscriba a todo el territorio andaluz y cuyos objetivos se centren en la educación ambiental, en la conservación del medio ambiente y de los recursos naturales o en la promoción ambiental y cultural del medio rural.

En este programa se incluyen también las redes de voluntariado ambiental en espacios naturales y en el litoral, el proyecto denominado MIGRES, para el seguimiento de las aves en el Estrecho de Gibraltar y la Jornada de Acción Litoral, prevista para el próximo sábado.