La Justicia da la razón a ASAJA por la remolacha y obliga a CyL a pagar la ayuda de 3 €/tonelada

0
16

      Tras conocer el fallo de la Justicia, a la que ASAJA sugirió acudir a sus remolacheros por el rechazo del Ejecutivo autonómico a los recursos administrativos presentados, la organización profesional agraria exige a la Junta de Castilla y León que acate la sentencia para que los fondos lleguen cuanto antes a los remolacheros que finalmente decidieron recurrir a los Tribunales.

    Desde que la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León anunciara por sorpresa la eliminación de la ayuda a la remolacha, ASAJA fue dando los pasos necesarios y asesorando legalmente a todos los afectados de sus colectivos, que agrupan más del 50 por ciento de la producción regional.

La retirada de la ayuda por la Junta se hizo con carácter retroactivo y de forma unilateral

     La decisión del Gobierno autonómico se aplicó con efecto retroactivo después de que el cultivador tomase la decisión de siembra en base a unas previsiones ciertas de precios y ayudas ya establecidas y que se han cambiado con posterioridad. ASAJA aconsejó jurídicamente a todos sus productores de remolacha el camino a seguir para reclamar lo que les corresponde. Lo que finalmente hicieron más de 90 remolacheros de las provincias de Ávila y Salamanca, que cuentan con un elevado volumen de producción. 

     En relación al acuerdo 72/2012 –el primer texto legal para dejar sin efecto el plan plurianual que amparaba la ayuda–, ASAJA presentó una primera oleada de recursos, tanto a nivel colectivo como a título individual. Asimismo, contra la Orden AYG/776/2012, publicada el 25 de septiembre y que anula las solicitudes de ayuda tramitadas con la PAC 2011, ASAJA también tramitó un recurso a todos los remolacheros socios afectados que solicitaron la ayuda regional a la remolacha de la campaña pasada 2011-2012 y se registraron a lo largo de todo el mes de octubre de 2012.

      Ambas acciones colectivas fueron desestimadas en vía administrativa pero algunos afectados optaron por continuar su reclamación vía judicial, que finalmente les ha dado la razón.