La lluvia invernal evita que muchas explotaciones ganaderas hayan cerrado

0
7

EFE.- Las intensas lluvias acontecidas desde noviembre pasado hasta la fecha han hecho que los ganaderos se hayan ahorrado los costes de la alimentación complementaria a la hierba, dando un "respiro" en muchos casos y evitando el cierre de explotaciones en otros muchos.

En declaraciones a Efe, el presidente de la asociación Ganaderos del Reino, Enrique de Muslera, el otoño e invierno "excesivamente" húmedos y lluviosos han sido "muy buenos" para la ganadería tras 2 años seguidos de sequía.

Una situación que sin lluvias hubiera sido "muy difícil" de aguantar para un sector agobiado por la escasa financiación de los bancos y el descenso del consumo, y que "sobrevive" gracias a las ayudas de la Política Agraria Común (PAC).

Según el presidente de Ganaderos del Reino, para la ganadería extremeña seguiría siendo "positivo" que continué lloviendo durante la primavera, porque el sol extremeño de abril y mayo "calienta mucho" y seca rápido el campo.

Por el momento, los ganaderos se han ahorrado en los últimos meses tener que alimentar a sus animales con pienso, heno o paja; un "respiro grande" para el sector, para el cual ha sido "suficiente" la alimentación "a diente" -a través de hierba-.

Esta disminución en los costes de alimentación "alivia" el gran desembolso que realiza el ganadero en costes de producción, cada vez mayor por el aumento de los precios de los piensos, del carburante o de las infraestructuras.

Los costes de alimentación suponen hasta un 70% del total de los costes de producción, "con lo que el ahorro es muy importante"; por ello, si llueve en abril y mayo será un año "redondo" para la ganadería, según Enrique De Muslera.

Por poner un ejemplo, ha explicado que sin hierba, en el ganado vacuno se desembolsa 2 euros de alimentación complementaria diaria por vaca: por lo tanto, si se cuenta desde el pasado noviembre, cada ganadero se ha ahorrado de media unos 240 euros por animal hasta el momento.

Ha recordado que instituciones como la Junta de Extremadura "obviamente, no pueden intervenir en situaciones como la climatología o el aumento de los costes de producción" haciendo muy difícil que pueda haber ayudas desde las instituciones más cercanas cuando estos factores van mal.