La lluvia y el descenso de temperaturas retrasan la recolección del cereal en Navarra

0
16

GOBIERNO DE NAVARRA.-El periodo comprendido entre los días 27 de mayo y 3 de junio se caracterizó por el predominio de viento norte, temperaturas inferiores a las propias de esta época y precipitaciones generalizadas de diversa intensidad por toda la Comunidad, en algunos casos de carácter tormentoso.

La bonanza registrada en los dos meses precedentes, con temperaturas por encima de la media histórica (entre 3 y 4 ºC en abril y 2ºC en mayo), acabó la semana pasada en la que las precipitaciones dejaron valores pluviométricos acumulados muy dispares, desde registros insignificantes en zonas de Tierra Estella, hasta los 80 l/m² en estaciones de la zona Nord-Occidental de la Comunidad. Estas precipitaciones son bienvenidas, ya que en la mayor parte del territorio navarro los valores pluviométricos acumulados desde septiembre hasta la actualidad se sitúan entre el 60 y 90% de los valores históricos medios, porcentajes que se vieron reducidos tras los dos meses de abril y mayo, en los cuales las precipitaciones fueron escasas.

Las zonas trigueras recibieron con agrado la lluvia y el tiempo fresco, que favorecen la formación y el llenado del grano, mientras que en los cultivos más adelantados del sur se espera a que el tiempo estable y temperaturas más altas favorezcan el comienzo de la recolección, de cebada principalmente. En regadío, continúan las labores de siembra y recolección sin interrupciones, si bien este descenso en las temperaturas ralentiza el desarrollo de los cultivos en general.

Ocultar el resto de la noticia

Cereales de secano. Las lluvias y el tiempo fresco provocan retraso en el inicio generalizado de la recolección de cereales que se preveía para esta semana. En cuanto mejoren las condiciones, se procederá con intensidad a la recolección de cebada, cultivo más adelantado y maduro en gran parte del área de cultivo. Los trigos reciben bien las últimas lluvias, si bien en algunas zonas estas precipitaciones son escasas y llegan tarde.

Cultivos alternativos de secano y cultivos forrajeros. La siembra de patata con destino a la multiplicación está finalizada, tanto en secanos de los valles de Erro, Aezkoa y Salazar, como en regadíos de Valdizarbe y Tierra Estella. La sementera se ha realizado en buenas condiciones y dentro de las fechas óptimas para ello.

También se da por finalizada la siembra de maíz forrajero en los valles pirenaicos, Sakana, Baztan-Bidasoa y Erro, donde las lluvias registradas durante esta semana van a favorecer la nascencia e implantación del cultivo.

Regadíos. El desarrollo de las parcelas de maíz es muy positivo y lo mismo puede decirse del aspecto general del regadío, tanto en los cultivos de incipiente plantación, como en los que finalizan su ciclo por estas fechas, a pesar de que la actividad recolectora se ha visto ralentizada en algunos cultivos.

Siembras, plantaciones, recolecciones y cultivos de invernadero. Continúa la siembra de maíz para grano y de las variedades de maíz dulce a medida que las parcelas se liberan de los cultivos de invierno. Las plantaciones de tomate para conserva entran en su recta final y quizá la semana entrante pueda concluir la temporada de plantación.

El descenso de temperatura ha obligado a interrumpir ocasionalmente (24-36 horas) la recolección de guisante verde por la falta de suficiente maduración del grano pero los rendimientos son buenos en general. La cantidad y el cuajado de las vainas son altos, y se observa un ligero descenso en las producciones a favor de la calidad, que muestra un índice de consistencia del grano muy bueno con la consiguiente repercusión favorable del precio. La recolección de bróculi de primavera está en su punto más alto y se ha comenzado a cortar alcachofa destinada a la congelación, lo que vaticina el final de la campaña de recolección, que, si bien no ha sido de altas producciones similares a la campaña pasada, sí ha sido generosa en el nivel de precios alcanzados. La campaña del espárrago para la conserva se puede dar por concluida con el cierre de la recepción en los centros más importantes.

Los cultivos bajo plástico también se han visto afectados por el descenso de temperaturas. El tomate y el pepino han frenado su maduración, lo que, dadas la circunstancias poco agraciadas del mercado, pueda interpretarse como una circunstancia favorable. El corte de lechuga, que también entra en su recta final, no consigue remontar el bajo nivel de precios por el que se movió toda la campaña. Poco a poco continúa la recolección de las primeras pochas de la temporada.